El ultraderechista André Ventura: "La derecha en Portugal se reconfiguró"

El candidato ha conseguido el 11,9 %, un enorme despegue en comparación con el 1 % que obtuvo en las legislativas de 2019

El ultraderechista André Ventura, líder del partido Chega y tercero en las presidenciales de Portugal con el 11,9 % de los votos, celebró hoy sus resultados asegurando que ésta es "una noche histórica" en la que la derecha del país "se reconfiguró".

"Esta es una noche histórica en que la derecha en Portugal se reconfiguró completamente. Por primera vez un partido declarado antisistema rompió el espectro de la derecha tradicional", sostuvo en una declaración sin preguntas una vez estuvieron claros los resultados electorales.

La jornada deja como ganador al actual presidente, el conservador Marcelo Rebelo, reelegido por otros cinco años con el 60,7% de los votos.

En segundo lugar aparece la exeurodiputada socialista, Ana Gomes, con 12,9 %, y después surge Ventura con el 11,9 %, un enorme despegue en comparación con el 1 % de votos que obtuvo en las primeras elecciones nacionales a las que se presentó, las legislativas de 2019.

"Aplastamos a la extrema izquierda en Portugal", arengó Ventura desde su atril, en referencia los rivales Marisa Matias, del Bloco de Esquerda, y el comunista João Ferrera, que obtuvieron 3,9 % y 4,2 %, respectivamente.

Jaleado por los suyos, el ultraderechista dijo haber recibido "llamadas de la mayoría de los líderes europeos de nuestro grupo político", entre ellas de España.

"Todos en unísono me dijeron que decían que Portugal estaba dormido, que la verdadera derecha nunca tendría lugar en Portugal pero hoy, de España, de Alemania, pasando por Italia y Francia todos estos líderes se regocijaron de nuestra fuerza", apuntó.

Ventura había prometido en campaña que dimitiría si no superaba en votos a Ana Gomes, un compromiso que recordó el mismo, aunque se apresuró este domingo a rebajarlo a una consulta a la militancia para que digan "si quieren o no la continuidad de este proyecto".

Y remató su intervención anunciando que "no habrá Gobierno sin Chega en los próximos años".