Nuevo desencuentro en público entre PSOE y Unidas Podemos, esta vez a cuenta del aborto

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha  pedido que se garantice la interrupción voluntaria del embarazo (ive) de forma segura para todas las mujeres y con acompañamiento médico especializado y ha manifestado que el aborto farmacológico nunca debería ser ni la única ni siquiera la opción prioritaria.

Así lo ha dicho Montero este viernes en su cuenta de Twitter tras conocerse que el Ministerio de Sanidad prepara una reforma del real decreto que regula esta prestación para que los abortos que se realicen hasta la semana novena de gestación sean por métodos farmacológicos.

Según el Ministerio, con esta práctica se evitaría la "saturación" de las instalaciones quirúrgicas en el sistema público y resultaría más económico "dado el bajo coste de los fármacos empleados".

También destaca que por su "utilidad y facilidad de uso" conlleva unas complicaciones inferiores al 5 %, según los estudios realizados.

El ministerio que dirige Salvador Illa ha iniciado una consulta pública previa del proyecto de modificación del real decreto de garantía de la calidad asistencia de la prestación a la interrupción voluntaria del embarazo que finaliza el próximo 4 de febrero.