La Compañía de Jesús pide perdón por todos los abusos sexuales a menores desde 1927

Los jesuitas reconocen 81 menores y 37 adultos víctimas de abusos, la mayoría en colegios

La Compañía de Jesús ha hecho público un informe que cuantifica los casos de abusos en el seno de la institución entre 1927 y 2020, la mayoría en colegios y entidades educativas: 81 menores y 37 adultos han sido víctimas por parte de 96 religiosos.

El documento "Informe sobre los abusos cometidos por religiosos jesuitas en las provincias españolas" señala que en el 20 por ciento de los casos hubo abusos con reincidencia y sobre el 80 por ciento de los casos solo consta una denuncia.

De los acusados de abusos a menores, 48 ya han fallecido y 17 siguen vivos, de los que cuatro ya no son jesuitas y los otros 13 están apartados del contacto con menores, cumplen sanciones o están esperando resolución de procesos canónicos o civiles.

Respecto a los 31 jesuitas acusados de abusar de adultos, ocho siguen vivos y 23 han fallecido. "En la mayoría de los casos solo hay una víctima", ha explicado el responsable de comunicación, José M. Rodríguez Olaizola, y se observa "una especial vinculación al ámbito educativo,

Los jesuitas hacen pública esta investigación interna con el objetivo de "rendir cuentas del pasado y pedir perdón", ha asegurado el padre Antonio España durante un acto en el que se ha presentado un Sistema de Entorno Seguro de la Compañía de Jesús para la sensibilización, intervención y prevención de los abusos en sus instituciones.

"Queremos aprender a pedir perdón a las víctimas y a la sociedad por los abusos, por la cultura del silencio, por no afrontar directa y limpiamente los hechos; queremos tener presente a las personas que sufren esa herida y tratar de no redoblar su dolor", ha añadido España.

En el informe se pueden ver los casos década a década pero no se recogen los nombres de los jesuitas ni de las víctimas, como han pedido la mayoría de ellas.

La Compañía de Jesús ha creado desde 2019 la figura de Responsable de Entorno en todos los sectores de la institución, educativos, social, universidad y pastoral, y un buzón de recogida de denuncias "proteccion@jesuitas.es".

"Estamos aprendiendo a dar respuesta a estas personas, siendo ahora conscientes de cómo una intervención insuficiente, bien desde la ignorancia o la incomprensión, a veces por miedo, ha podido revictimizarles y crearles más dolor", ha señalado Susana Pradera, encargada de presentar la iniciativa de entornos seguros.