Un vehículo con sensores de una empresa española llegará a Marte el próximo mes de febrero

El vehículo espacial de la misión M2020 de la NASA, dos de cuyas siete partes han sido diseñadas y construidas por la empresa Added Value Systems (AVS) de Elgoibar (Gipuzkoa) tiene previsto aterrizar en Marte el 18 de febrero con el objetivo de buscar signos de vida pasada y caracterizar el clima y la geología del planeta rojo.

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y el diputado de Promoción Económica y Proyectos Estratégicos, Jabier Larrañaga, han visitado este lunes la sede de la empresa y han mantenido un encuentro de trabajo con el consejero delegado de AVS, Miguel Ángel Carrera, ha informado la institución foral en un comunicado.

La empresa guipuzcoana ha sido la encargada de "diseñar, testar y construir" para el vehículo de exploración espacial Rober, bautizado como "Perseverance", los sensores del instrumento MEDA (Mars Environmental Dynamics Analyzer), que medirán la velocidad y dirección del viento, la presión atmosférica, la humedad relativa, la temperatura ambiente y la radiación solar, así como el sistema de calibración de SuperCam, un instrumento que analiza a distancia la química de las rocas marcianas utilizando una cámara, láser y espectrómetros.

Salvo imprevistos, el robot comenzará su labor tras desprenderse del cohete Atlas V-541 en el lecho del cráter Jezero, que albergó un lago y es rico en sedimento.

AVS está especializada en sistemas mecatrónicos de alta fiabilidad que funcionan en condiciones extremas de temperatura o radiación, lo que llevó a la NASA a confiar en ella para el diseño de estas herramientas, cruciales para el buen desarrollo de la misión, señala el comunicado que precisa que la temperatura en Marte puede alcanzar los 80 grados bajo cero.

Este hito permitirá a la compañía posicionarse para las próximas misiones al planeta rojo como MSR (Mars Sample Return) que despegará en 2026 para recoger las muestras recolectadas y, por primera vez en la historia, retornarlas a la Tierra para su estudio en profundidad.

Asimismo, permitirá reforzar el posicionamiento de AVS en los proyectos que la Agencia Espacial Europea (ESA) tiene para la exploración de la Luna en los próximos años, ya que ésta colaborará también la citada misión para traer de vuelta las muestras de Marte.

Olano ha destacado que la trayectoria de AVS es un exponente de "esfuerzo de innovación empresarial", ya que destina todos los años el 30 % de su facturación a este cometido al tiempo que ha animado a las pymes guipuzcoanas en "intensificar su apuesta por la I+D+i" para hacer frente a la crisis generada por la pandemia y generar así "nuevas oportunidades" en sus respectivos mercados.

AVS inició su andadura en 2006 impulsada por tres jóvenes ingenieros (Carrera, Jon Osoro y Ricardo Diego) y en 15 años ha logrado consolidar una plantilla formada por más de 100 ingenieros, técnicos y especialistas en diversas áreas tecnológicas.

En 2014 comenzó su expansión internacional con AVS UK en Oxford a la que siguieron otras sedes en Nueva York y Francia.

La empresa tiene una facturación que supera los 14 millones de euros anuales y prevé duplicar, en 2024 el volumen de ventas. Participa anualmente en unas 50 licitaciones, tanto nacionales como internacionales, con un 70% de ratio de éxito.