Trump dejará Washington antes de la toma de posesión de Biden

El mandatario saliente viajará el mismo miércoles 20 por la mañana, o incluso el martes, hasta Florida donde se alojará en una de sus mansiones

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dejará la Casa Blanca y la ciudad de Washington, por lo que no estará en la ciudad durante la toma de posesión de su sucesor, Joe Biden.

Según varias fuentes han confirmado a NBC, el presidente viajará en el Air Force One hasta Florida donde se alojará en una de sus mansiones.

Se espera que haga el trayecto el mismo miércoles 20 -día de la toma de posesión- por la mañana o incluso el martes.

A diferencia de otras tomas de posesión, Trump ya había anunciando que no asistiría a la de su sucesor y tampoco planea mantener ningún encuentro con él.

Desde este jueves, se atisban signos de mudanza en la Casa Blanca de la que distintos operarios salen llevando cajas y objetos.

El diario Palm Beach Post se hizo eco de la posibilidad de que Trump realice un acto proselitista al tiempo de la posesión de Biden para anunciar su campaña 2024, según informaciones recogidas en diciembre pasado, antes de la toma violenta del Capitolio.

La salida de Trump, según señalaron los medios, basado en fuentes que pidieron el anonimato, será similar a las que se realizan cuando hay visitas de Estado, con una alfombra roja, un guardia, una banda militar y un saludo de 21 cañones.

Trump abandonará Washington enfrentando un juicio político, el segundo durante su mandato de cuatro años, acusado de incitar a su seguidores una insurrección violenta que terminó con el asalto del Capitolio.

Washington, blindado

Washington se blindará para acoger la toma de posesión de Biden, ya que el Pentágono ha anunciado que triplicará el número de efectivos de la Guardia Nacional que hay en la ciudad.

Según la Defensa estadounidense, habrá aproximadamente 25.000 militares velando por que no ocurran incidentes violentos similares a del pasado 6 de enero, cuando una multitud de simpatizantes de Trump asaltó el Congreso provocando unos altercados que dejaron cinco muertos. Asimismo, se cerrarán cuatro de los puentes que unen Washington con el estado de Virginia.