Iglesias apoya el golpe de Puigdemont a quien ha comparado con los exiliados de la II República

El vicepresidente calificó a los ministros económicos de Sánchez como unos ‘lagartos extraterrestres’ al servicio de ‘la derecha empresarial y mediática’

El vicepresidente segundo del Gobierno Pablo Iglesias ha subido el tono de su permanente y público desafío al presidente Pedro Sánchez, apoyando el golpismo catalán desde el interior del Gobierno de España. Y atacando a los ministros del PSOE del área económica del Gobierno a los que acusó de ser agentes encubiertos de los intereses de la derecha empresarial y la CEOE.

Asimismo, Iglesias ha comparado a Puigdemont con los exiliados de la II República española en una infame declaración que ha recibido la repulsa de numerosos partidos -el PSC incluido- y dirigentes políticos.

Comparación que había hecho Iglesias en una entrevista en el programa Salvados de La Sexta TV emitida la noche del domingo, y una vez que se había anunciado el retraso de las elecciones catalanas del 14 de febrero al 30 de mayo.

Una decisión impulsada por un decreto del Gobierno catalán en contra de las posiciones del Gobierno de Sánchez que intentó inútilmente no aplazar los comicios. Y un retraso avalado por Iglesias para bloquear a Sánchez y sus pretendidos cambios en el seno del Consejo de Ministros.

Y también para facilitar el indulto de los golpistas antes de las elecciones de Cataluña para que Junqueras pueda ser candidato a la Generalitat frente a la candidatura de Salvador Illa en nombre del PSC.

Las declaraciones de Iglesias son de la mayor gravedad porque además de la enésima deslealtad a Sánchez constituyen un alegato del vicepresidente del Gobierno de España en favor del golpismo catalán, al que califica de un simple ‘error’ llegando a comparar al prófugo Puigdemont con los exiliados de la dictadura franquista.

Diciendo Iglesias: ‘lo comparo, creo que sí. Y no quiere decir que comparta lo que hiciera o las formas, pero lo que hizo estuvo motivado por sus convicciones. Me parece un error lo que hizo, pero lo de Puigdemont no es moralmente reprobable como lo que hizo Juan Carlos I’.

Y añadió que ‘si Puigdemont está en Bruselas no es por haber robado dinero a nadie, por haber intentado enriquecerse ni por haber metido la mano en el bolsillo de nadie’. Lo que es absolutamente falso dado que Puigdemont está imputado, como el resto de golpistas catalanes por los delitos de sedición y malversación (robo) de los fondos públicos de la Generalitat para financiar el golpe de Estado del 27-O de 2017.

Graves declaraciones estas del vicepresidente del Gobierno de España, en las que además acusa a los ministros económicos del PSOE de ser unos agentes encubiertos de la derecha empresarial y de la CEOE diciendo que son como los ‘lagartos’ extraterrestres’ camuflados de aquella serie ‘V’ de la televisión.

Las declaraciones de Iglesias han provocado un profundo malestar en el Palacio de La Moncloa y en el PSOE y el PSC, además de PP, Cs y Vox, y dejan en evidencia la pasividad de Pedro Sánchez ante semejante apología del golpismo y mofa de su Gobierno.

Convencido como parece Iglesias de que Pedro Sánchez está bloqueado y maniatado hasta que concluyan las elecciones catalanas del 30 de febrero, y que no se atreverá, antes de esa fecha, a remodelar el Gobierno y mucho menos a expulsarle a él y a los ministros de Podemos del Ejecutivo nacional.