Fin de semana negro en España: 84.287 nuevos contagios por COVID y 455 fallecidos desde el viernes

Sanidad ha notificado 84.287 nuevos positivos de covid desde el pasado viernes, que elevan los contagios desde el inicio de la pandemia hasta los 2.336.451, lo que supone un nuevo aumento de la incidencia acumulada hasta los 689,27 casos por cada 100.000 habitantes, cien más que hace tres días. Se trata del mayor incremento de positivos en un fin de semana desde el inicio de la pandemia. Según los datos facilitados por el Ministerio de Sanidad, se han contabilizado 455 fallecidos desde el viernes, con lo que la cifra de muertos desde marzo asciende ya a los 53.769.

Pese a estas preocupantes cifras, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, considera que la llamada tercera ola de la pandemia podría encontrarse ya en su "pico máximo", de forma que en los próximos días comenzaría la fase de "meseta" o incluso de "bajada" de los nuevos casos.

En rueda de prensa, Simón ha alertado, no obstante, de que habrá que analizar con sumo cuidado estos datos por los retardos en la notificación que ha podido provocar el reciente fin de semana.

Simón ha destacado también la alta capacidad de detección de la enfermedad por el gran número de pruebas realizadas, lo que, unido a la alta positividad de esas pruebas, demuestra que España se encuentra todavía en un periodo de alta transmisión de la enfermedad.

También continúa claramente al alza la presión hospitalaria, ya que un 18,61 por ciento de las camas están ocupadas por pacientes COVID-tres puntos más que el viernes-, con 23.184 ingresados. De ellos, 3.287 están en cuidados intensivos, con una ocupación del 32,71 por ciento del total de estas unidades.

Por comunidades, Extremadura continúa siendo la región donde la velocidad de transmisión de la pandemia es mayor, con una incidencia acumulada de 1.383 casos por cada cien mil habitantes, casi 200 más que el viernes. Es la única comunidad que supera los 1.000 casos junto a Murcia -1.081- y Castilla-La Mancha con 1.006.

Muy de cerca, La Rioja acumula un índice de 920 casos cada 100.000 habitantes; Castilla y León, 910 y La Comunidad Valencia, 896. Las comunidades más pobladas como Madrid, arroja 789 casos; Cataluña, 631 y Andalucía, 627. En el otro extremo, se encuentra Canarias con 174 casos cada 100.000 habitantes y ya a cierta distancia Asturias, con 318, que sin embargo sube 61 desde el viernes.

La mayor presión asistencial en las UCI se da en la Comunidad Valenciana, con un 52 por ciento de las camas ocupadas por pacientes COVID -cuatro puntos que hace tres días-; La Rioja y Cataluña, las dos con el 46%; y Baleares y Madrid, ambas con un 42 por ciento.

Sanidad informa de que se han practicado un total de 1.294.852 pruebas diagnósticas entre los días 8 y 14 de enero, con una positividad del 17,39 por ciento para una tasa de 2.753 pruebas por cada cien mil habitantes.

Simón ha avisado de que si las medidas aplicadas a principios de enero por parte de las comunidades autónomas no tienen efecto "es posible" que la evolución de la transmisión se mantenga "durante más tiempo" en una meseta, si bien ha esperado en ver los datos de incidencia de los próximos días para poder realizar una valoración más firme al respecto. En cualquier caso, ha subrayado que la medida que hasta ahora ha tenido un mayor impacto en el control de la transmisión del coronavirus ha sido el cierre del interior de los bares.

Moncloa se abre a ampliar el toque de queda

Mientras la pandemia avanza sin control alguno, Madrid, Andalucía, Baleares, Canarias, Galicia, Cantabria y País Vasco se han posicionado a favor de que el Real Decreto de estado de alarma permita a las autonomías adelantar el toque de queda a las 20.00 horas después de que Castilla y León haya puesto en marcha esta medida desde el pasado sábado, cuando se publicó en el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCYL), a pesar del rechazo que mostró el Gobierno.

Ante esta situación, el Gobierno interpuso un recurso ante el Tribunal Supremo (TS) contra este acuerdo de la Junta de Castilla y León que limita la movilidad, procedimiento que no ha hecho cambiar de opinión al presidente regional, Alfonso Fernández Mañueco, quien este domingo emitió un comunicado en el que informó de la vigencia del toque de queda y lamentó que el Gobierno trate de "obstaculizar" una norma para proteger la vida.

Mañueco ha recibido el apoyo de su homóloga madrileña, Isabel Díaz Ayuso, quien este lunes se ha mostrado a favor de la medida implementada por el dirigente 'popular' en declaraciones a los medios desde el Hospital Isabel Zendal.

Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha considerado que el Gobierno central "no tiene otra opción" que acceder a esta petición de varias comunidades autónomas para modificar la hora de inicio del toque de queda, porque es algo de "sentido común". También ha avanzado que su Gobierno lo volverá a pedir en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud que se celebrará el miércoles. Asimismo, se ha referido a este órgano la portavoz del Gobierno balear, Pilar Costa, quien ha señalado que su Ejecutivo estudiará la medida si así se acuerda en el marco del Consejo.

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, también se ha mostrado partidario de arbitrar modificaciones legislativas para que las comunidades autónomas puedan adelantar el toque de queda.

En esta clave, el Gobierno vasco ya anunció el pasado viernes que está estudiando adelantar el toque de queda a las 18.00 o a las 20.00 horas, aunque actualmente se sitúa entre las 22.00 y las 6.00 horas, como medida para frenar el virus antes de acometer otras más severas.

También ha pedido margen legal para actuar en esta clave el presidente del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez Feijóo, y ya avanzó el pasado viernes que ve "razonable" que el estado de alarma permita extender el toque de queda, incluso a las 18.00 horas, así como confinamientos municipales.

Por último, el consejero de Sanidad cántabro, Miguel Rodríguez, considera que adelantar el toque de queda a las 22.00 horas sería "beneficioso", aunque no ha afirmado que se lo vaya a plantear al Gobierno en el seno de la Interterritorial.

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, ha remitido la decisión de adelantar el toque de queda más allá de lo permitido a la reunión del Consejo Interterritorial de Salud del próximo miércoles, en el que espera que se pueda adoptar una medida "por consenso".  En una entrevista en Onda Cero, Darias ha instado a Fernández Mañueco a cumplir "la legalidad" después de que el Ejecutivo autonómico aprobase el pasado viernes el adelanto del toque de queda hasta las 20.00 horas.

Por su parte, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha pedido este lunes a los gobiernos autonómicos que antes de solicitar la ampliación del estado de alarma para permitir nuevas medidas contra el COVID-19 como el confinamiento domiciliario, desplieguen "todo el efecto" de las que ya se contemplan en el decreto vigente hasta el 9 de mayo.

La vacunación se acelera

El ritmo de vacunaciones se ha acelerado y ya se sitúa de media en el 78,5 por ciento de las dosis entregadas, porque se han inoculado hasta la fecha 897.942. Además, en estos momentos hay 2.315 personas en España que han recibido ya la segunda dosis necesaria para completar el proceso de inmunización.

Según los datos del Ministerio de Sanidad, desde el viernes se han administrado 128.992 vacunas. De las dosis administradas hasta este lunes, 892.133 son de Pfizer y 5.809 de Moderna.

Los territorios que más están inmunizando son Melilla, con el 102 por ciento (1.289 de 1.205); Comunidad Valenciana, con el 99,3 por ciento (93.695 de 94.350); Canarias, con el 98,8 por ciento (42.113 de 42.610); Galicia, con el 97,6 por ciento (56.481 de 57.880); Cantabria, con el 97,4 por ciento (17.724 de 18.200); y Asturias, con el 91,7 por ciento (33.572 de las 36.620).

Asimismo, en Andalucía se han administrado el 70 por ciento de las dosis entregadas (151.404 de 216.320); en Aragón el 68,6 por ciento (25.133 de las 36.615); en Baleares el 79,3 por ciento (13.750 de las 17.340); en Castilla y León el 84,7 por ciento (67.079 de las 79.240); en Castilla-La Mancha el 69,9 por ciento (38.321 de las 54.800); y en Cataluña el 78,1 por ciento (145.073 de 185.820).

Del mismo modo, en Extremadura el 82,6 por ciento (27.613 de 33.450); en La Rioja el 85,9 por ciento (7.761 de 9.040); en Madrid el 68,6 por ciento (104.490 de 152.240); en Murcia el 86,2 por ciento (34.103 de 39.560); en Navarra en el 65 por ciento (11.834 de 18.200); en el País Vasco en el 52,5 por ciento (25.526 de 48.605); y en Ceuta en el 81,4 por ciento (981 de 1.205).

Por debajo del 60 por ciento se sitúan La Rioja, con el 59,6 por ciento (5.385 de 9.040); Canarias, con el 59 por ciento (25.159 de 42.610); Andalucía, con el 57,1 por ciento (123.459 de 216.320); Aragón, con el 57 por ciento (20.854 de 36.615); Baleares, con el 56,2 por ciento (7.552 de 13.440); Cataluña, con el 56,8 por ciento (105.587 de 185.820); Castilla La Mancha, con el 55,9 por ciento (30.613 de 54.800); Extremadura, con el 53,4 por ciento (17.862 de 33.450); y Murcia, con el 55 por ciento (21.739 de 39.560).

RELACIONADO