Ascienden a 78 las víctimas del terremoto en la isla indonesa de Célebes

El seísmo ha obligado a 27.850 personas a tomar refugio en los centros habilitados

Al menos 78 personas han perdido la vida y más de 826 han resultado heridas después de que un terremoto de magnitud 6,2 en la escala Richter sacudiera la isla indonesia de Célebes este viernes de madrugada, según el último balance dado a conocer este domingo por las autoridades.

La cifra ha sido confirmada por el portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Doni Monardo, durante una rueda de prensa vespertina este domingo y recogida por el portal de noticias Detik News.

Las autoridades de Indonesia han informado, además, de que más de 37.000 personas han tenido que ser evacuadas ante el temor a un posible tsunami, ya que más de 300 casas han sido destruidas o dañadas, según informaciones de la cadena CAN.

Por el momento, los equipos de rescate han recuperado los cuerpos de 47 personas en Mamuju, una ciudad de la provincia de Célebes Occidental. Los restos de otras nueve personas han sido encontrados en el sur de la isla.

"No sabemos cuántos han desaparecido", ha lamentado un portavoz de la Agencia de Mitigación de Desastres de Mamuju. "Aún hay mucha gente bajo los escombros", ha alertado.

Una nueva réplica de 5 grados en la escala de Ritcher sacudió la zona este sábado, pero no se notificaron nuevos daños y las autoridades esperan que haya más, por lo que han instado a "permanecer tranquilos" a los residentes.

En partes de Majene como Mamuju, las dos zonas con más víctimas, la electricidad se ha restaurado y la carretera principal se ha rehabilitado para los vehículos, sin embargo sigue habiendo riesgo de corrimiento de tierras.

El presidente del país, Joko Widodo, ha expresado sus condolencias por la "pérdida de vidas". "De parte del Gobierno y del pueblo indonesio, expreso mis más profundas condolencias", ha dicho, según informaciones de la agencia Antara.

El mandatario se ha puesto en contacto con las autoridades locales y ha instado a las diferentes agencias del Gobierno que "respondan inmediatamente a la emergencia", si bien ha pedido a la población "calma". "Seguid las instrucciones de las autoridades", ha subrayado.

El terremoto, cuyo epicentro se encuentra a 6 kilómetros de la ciudad de Majene, tiene su hipocentro a unos 10 kilómetros de la superficie y ha hecho saltar todas las alarmas en la isla, donde cientos de residentes han huido en motocicletas a zonas de mayor altitud.

Las autoridades indicaron que un hospital de Mamuju ha sufrido graves daños. "Hay pacientes y médicos sepultados por los escombros en su interior y estamos tratando de llegar a ellos", ha aseverado la agencia.

El temblor también provocó deslizamientos de tierra en al menos tres lugares entre Majene y Mamuju que han bloqueado carreteras, según datos del Gobierno, que ha aconsejado a los residentes mantenerse alejados de los edificios y las playas.

Ante esta situación, Naciones Unidas, que ha detallado que se encuentra en "estrecho contacto" con el Gobierno indonesio, ha expresado su disposición para "apoyar" las tareas de respuesta a la emergencia. La Cruz Roja Indonesia y las ONG también están activando diversos planes de acción.

La Cruz Roja ha desplegado equipos pesados para retirar escombros y ha repartido 3.400 raciones de comida este sábado como parte de estas actividades.

Más desastres

Las fuertes precipitaciones en Célebes también han provocado un corrimiento de tierra que ha causado la muerte de 5 personas mientras que otra permanece desaparecida en la ciudad de Manado, a más de 600 kilómetros al noroeste de Mamuju.

La BNPB también informó este domingo de 15 decesos por las graves inundaciones que afectan a la provincia de Kalimantan del Sur, en la parte indonesia de la isla de Borneo, y que ha obligado a evacuar a casi 40.000 personas.

Respecto de otro suceso anterior, ocurrido el pasado día 9 en la isla de Java, las autoridades indonesias elevaron hoy a 29 el número de muertos y a 11 los desaparecidos por un deslave en la población de Cihanjuang.

Además, el volcán Semeru, en el este de Java, entró el sábado en la fase de erupción magmática y expulsó largos ríos de lava por la ladera de la montaña y una columna de humo y ceniza que alcanzó los 4.000 metros de altura.

La semana pasada, un avión de la compañía Sriwijaya Air con 62 ocupantes que se estrelló en el mar cerca de Yakarta sin dejar supervivientes.

Las autoridades informaron que han logrado identificar a decenas de víctimas y recuperar el dispositivo que registra los datos de vuelo, aunque aún busca el aparato que guarda las conversaciones de cabina, esenciales para analizar la posible causa del accidente.

Indonesia se asienta sobre el llamado "Anillo de Fuego del Pacífico", una zona de gran actividad sísmica y volcánica en la que cada año se registran unos 7.000 terremotos, la mayoría moderados.