Muere el alpinista español Sergi Mingote tras una caída con la expedición que ha conquistado el K2 en invierno

El montañista, de 49 años, exalcalde socialista y amigo de Illa, se desplazaba al campo base para descansar antes de hacer cima

El alpinista español Sergi Mingote, de 49 años, ha fallecido tras sufrir una caída durante su descenso del K2, ha confirmado este sábado el ministro de Sanidad y amigo personal, Salvador Illa.

"Consternado por la noticia del accidente que ha acabado con la vida de un magnífico deportista, exalcalde socialista de Parets y amigo personal. Un abrazo y todo mi cariño a la familia y amigos de Sergi Mingote", escribió Illa en su cuenta oficial de la red social Twitter.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también ha lamentado el fallecimiento. "Triste fallecimiento de Sergi Mingote en el K2. Quería seguir haciendo historia formando parte de la primera expedición en coronar esta montaña en pleno invierno y un trágico accidente ha acabado con su vida", ha señalado el presidente por Twitter.

El alpinista de Parets del Vallès, pueblo del que fue alcalde por el PSC entre 2011 y 2015, sufrió una grave caída durante su bajada del campo 1 al campo base avanzado y precisaba asistencia. Sin embargo, a pesar de ponerse en marcha un dispositivo de evacuación, no se ha podido hacer nada por salvar su vida.

El catalán, con 11 'ochomiles', lideraba la expedición de la agencia nepalí Seven Summit Treks para coronar el K2, de 8.611 metros y una de las montañas más peligrosas del planeta, en invierno. A pesar de todo, no logró hacer cumbre e hizo noche en el campo 3 junto al chileno Juan Pablo Mohr. Su idea era descender al campo base para descansar y más tarde aprovechar las cuerdas colocadas por los nepalís para intentar alcanzar la cima.

La noticia se ha conocido poco después de anunciarse que precisamente un grupo de 10 nepalís que iba con ellos ha conseguido el histórico logro de ascender al K2 en invierno por primera vez.

Hace unas semanas, el montañero reconocía lo importante que era para el alpinismo subir el K2 en invierno y lo calificaba como "el último gran reto" en ese deporte.