El PSC estudia recurrir ante la Justicia la "situación alegal" del Govern tras aplazar las catalanas

En medio de las críticas al partido, que no quiso cambiar la fecha, el PSOE nacional asegura que "el aplazamiento no impedirá el cambio"

La vicesecretaria primera del PSC, Eva Granados, ha afirmado este sábado que los socialistas mantienen la opción de recurrir ante la justicia el decreto publicado este sábado en el DOGC y el BOE por el que se aplazan al 30 de mayo las elecciones catalanas y ha considera que el Gobierno catalán "está en una situación alegal". "Si nos ponemos así, podríamos decidir suspender la democracia hasta que desaparezca la pandemia", ha señalado la dirigente del PSC en una entrevista en la emisora RAC-1.

Granados ha opinado que "esto no es un aplazamiento, sino una desconvocatoria" y ha informado de que su partido está estudiando el contenido del decreto "para ver la trascendencia, porque, a veces, con tres palabras se pueden decir muchas cosas".

Según Granados, "la Generalitat es el único gobierno occidental que está en una situación alegal, que no tiene unas elecciones ciertas".

La diputada autonómica socialista ha negado que la situación epidemiológica justifique trasladar las elecciones al 30 de mayo y ha afirmado que el aplazamiento se debe al "tacticismo político".

Por su parte, la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha señalado que el aplazamiento de las elecciones "no va a impedir el cambio necesario de la política en Cataluña".

"Aunque se aplacen las elecciones, ese aplazamiento no va a impedir el cambio necesario de la política en Cataluña. Se podrá retrasar el cambio pero no se podrá evitar", ha señalado Narbona.

Así lo ha manifestado este sábado la presidenta socialista en declaraciones difundidas por el PSOE. En este contexto, Narbona ha incidido en que el PSC tiene un "magnífico candidato" en el actual ministro de Sanidad, Salvador Illa, y ha destacado que tienen una "estructura potente" en el PSC.

Críticas al PSC

Mientras tanto, la mayoría de partidos cargan contra el PSC por negarse al aplazamiento. El diputado de Ciudadanos (Cs) en el Parlament Nacho Martín Blanco ha acusado este sábado al PSC de estar más preocupado "por el éxito o el fracaso de la operación Illa" que por la gestión de la pandemia de coronavirus.

En declaraciones a la prensa en Barcelona junto a la número dos de la lista del partido para las próximas elecciones autonómicas, Anna Grau, Martín ha reprochado a los socialistas catalanes que antepongan sus "cálculos partidistas" al criterio sanitario.

En esa línea, la portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha criticado este sábado al PSC y Illa que antepongan "criterios partidistas" a la "salud pública" de los catalanes.

En declaraciones a los periodistas en Vinaixa (Lleida), Vilalta ha celebrado que los partidos catalanes, con la excepción del PSC, acordaran ayer "por consenso" aplazar los comicios previstos inicialmente para el 14 de febrero hasta el 30 de mayo.

Por otro lado, el PP, a través del vicesecretario de Participación del partido, Jaime de Olano, ha vuelto a exigir la dimisión del ministro de Sanidad, al que ha acusado de “aprovecharse del ministerio para hacer campaña desde Cataluña como candidato del PSC a las próximas elecciones”.

“Algunos malpensados podrían entender que determinadas decisiones sanitarias se toman en función de sus intereses partidistas y como candidato”, ha asegurado.