Aumenta la presión de las CCAA sobre el Gobierno para imponer confinamientos ante el avance imparable del virus

Las medidas más duras, como adelantar el toque de queda a las 20 horas o un cierre total, requieren modificar el estado de alarma

La tercera ola sigue imparable en España con una incidencia acumulada récord, de 575 casos por cada cien mil habitantes, y crece la presión para que el Gobierno permita endurecer las restricciones, con el adelanto del toque de queda o mediante confinamientos domiciliarios. A pesar de que la situación ha empeorado, el ministro de Sanidad, Salvador Illa considera que con las medidas decretadas por las autonomías se doblegará la curva y no es necesario el confinamiento, a pesar de las demandas de las regiones, sectores sanitarios y expertos. El ministro solo se abre a adelantar el toque de queda. Mientras, el PP pide su dimisión porque piensa que está más centrado en las elecciones de Cataluña y en los votos que en salvar vidas.

La pandemia del coronavirus deja este viernes 40.197 nuevos casos, una cifra diaria de contagio que, de nuevo, no tiene precedentes. 235 personas más han muerto, y desde el inicio de la pandemia se han producido 2.252.164 casos de COVID-19 y 53.314 fallecidos.

Madrid, Aragón y Castilla y León han adoptado este viernes nuevas restricciones, y cada vez más voces ponen en duda que las actuales restricciones permitan doblegar la curva.

Las medidas más duras, como adelantar el toque de queda más allá de las 22.00 horas o decretar un confinamiento domiciliario, requieren que se modifique el estado de alarma que rige hasta mayo.

Casi 3.000 pacientes en las UCI

Un total de 19.657 enfermos de COVID-19 ocupan ya el 15,69 % de camas hospitalarias y el 29,56 % de las UCI: hay casi 3.000 pacientes en las UCI.

Extremadura encabeza la velocidad de transmisión, con una incidencia acumulada de 1.220 casos y medio millar de pacientes.

La Comunidad Valenciana es la que más positivos ha notificado este viernes -7.495- y la que más saturadas tiene sus UCI, con un 48 % de camas ocupadas por pacientes con COVID-19.

También hay unan fuerte presión en las UCI de La Rioja (45 %), Cataluña (42 %) y Baleares (41 %).

Confinamientos domiciliarios

Quedarse en casa permitió frenar los contagios en la primera ola y ahora lo reclaman cada vez más autonomías, como Andalucía y Castilla y León, que lo considera "inevitable" si sus nuevas medidas no dan resultado en dos semanas.

Galicia, Murcia y Asturias son partidarias de que se establezca un plan para que las comunidades puedan ordenarlo si lo necesitan, y Extremadura, la comunidad más afectada por la tercera ola, ha admitido este viernes que no descarta pedirlo.

En cambio, el confinamiento domiciliario es la última opción para la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana.

Al debate se ha unido además Ciudadanos. Inés Arrimadas ha planteado al Gobierno un "confinamiento inteligente", que evite las medidas drásticas y largas del pasado mes de marzo.

Íñigo Errejón, líder de Más País, ha pedido por carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que endurezca las medidas y paralice toda actividad no esencial, promueva el teletrabajo o suprima los exámenes presenciales universitarios.

Flexibilizar el toque de queda

La alternativa al confinamiento debe ser, a juicio del País Vasco, que se flexibilice el toque de queda, que ahora no puede establecerse antes de las 22.00 ni alargarse más allá de las 7.00.

El Gobierno vasco quiere iniciarlo a las 18.00 o a las 20.00, a semejanza de Francia, mientras que Castilla y León ha optado por la vía de los hechos y lo ha adelantado a las 20.00 desde mañana, aunque Sanidad ha avisado de que no es posible con el actual estado de alarma.

Castilla y León considera que sí y se ampara en los servicios jurídicos de la Junta, que entienden que el horario nocturno es el que va "desde el ocaso hasta el amanecer".

Nuevas restricciones en las CCAA

Madrid, Aragón y Castilla y León han anunciado este viernes nuevas restricciones, al igual que han hecho la mayoría de autonomías a lo largo de esta semana.

La Comunidad de Madrid, a partir del lunes, ha adelantado el toque de queda a las 23.00 y el cierre de todos los establecimientos a las 22.00 y, aunque mantiene las reuniones de seis personas como máximo, recomienda que los madrileños no reciban visitas en sus casas.

Además de adelantar el toque de queda dos horas, Castilla y León cierra perimetralmente sus provincias y limita a cuatro personas las reuniones de no convivientes, que desaconseja. Mantiene además cerrados el interior de bares y restaurantes, los centros comerciales y las instalaciones deportivas cubiertas.

Los grupos de no convivientes serán también de un máximo de cuatro personas en Aragón desde este sábado, cuando también entra en vigor el cierre perimetral de sus tres capitales de provincia, el adelanto del toque de queda a las 22.00 y el cierre a las 18.00 horas de los establecimientos no esenciales, de viernes a domingo.

La isla de Formentera también se cerrará a partir de este sábado y hasta el próximo 30 de enero, mientras que en Cataluña cualquier persona que vaya a una residencia de ancianos a ver a un familiar se tendrá que someter a un test rápido de antígenos.

España ya ha inyectado un 67,5 % de sus vacunas

768.950 vacunas, el 67,5 % de las 1.139.400 dosis entregadas a las comunidades autónomas hasta la fecha, se han inyectado ya en España, con 92.764 pinchazos en un día. La mayoría, de Pfizer, porque sólo se han administrado 417 de las 35.700 vacunas de Moderna repartidas.

Melilla es el territorio que más avanzada lleva la campaña e incluso los datos muestran que se han administrado allí más vacunas de las entregadas (1.230 de las 1.205 recibidas).

Le sigue la Comunidad Valenciana con el 92,1 % de las dosis inoculadas; Galicia (86 %); Asturias (85,3 %); Cantabria (80,4 %), Ceuta (78,1 %), Castilla y León (75 %), Canarias (72,1 %), Baleares (69,7 %) y Murcia (68,3 %).

El menor porcentaje de vacunación se da en Madrid (51,2 %), Navarra (51,1 %) y País Vasco (46,2 %).

El PP pide la dimisión de Illa y Cs contundencia

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha trasladado este viernes al Gobierno una propuesta para establecer un "confinamiento inteligente" que incluya medidas para poder hacer frente a la tercera ola del coronavirus y que, entre otras cosas, vaya acompañado de ayudas para los sectores más afectados, el fomento del teletrabajo y un medidas para acelerar el plan de vacunación.

Así lo ha anunciado Arrimadas en una rueda de prensa en el Congreso en la que ha incidido en que esta tercera ola "ha inundado ya" el país y ha hecho hincapié en que es momento de "evitar luchas partidistas" y de llegar a acuerdos políticos para hacerle "juntos".

Aunque, en Ciudadanos consideran que esta tercera ola ya "se ha descontrolado", Arrimadas ha subrayado que aún se está "a tiempo" de evitar "el peor escenario", aquel en el que habría incluso que paralizar el proceso de vacunación por la saturación de los servicios de atención primaria. Por eso, ha desgranado sus condiciones para poner en práctica "un confinamiento inteligente" que evite tener que llegar a un "drástico" como el que conllevó el encierro de la ciudadanía el pasado mes de marzo.

Por su parte, el PP ha emplazado al Gobierno a tomar una decisión sobre las peticiones de confinamiento domiciliario que están planteando varias autonomías y no se cierra a estudiar la propuesta que Moncloa ponga encima de la mesa. "Si nos plantean algo, lo estudiaremos", según han señalado fuentes de la cúpula del PP.

Además, la portavoz del Grupo Popular, Cuca Gamarra, ha pedido la dimisión de Illa, que a su juicio está más pendiente de lo que ocurre en Cataluña que en la Sanidad.

"El candidato Illa no puede estar ni un minuto más siendo ministro de Sanidad, porque sus prioridades no son estar al frente de la pandemia", ha recalcado. A su juicio, en este momento un ministro de Sanidad "debe estar pensando en salvar vidas, no en conseguir votos".

RELACIONADO