Cs propone un confinamiento con condiciones y el PP denuncia la 'desaparición' de Sánchez en la tercera ola

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha trasladado este viernes al Gobierno una propuesta para establecer un "confinamiento inteligente" que incluya medidas para poder hacer frente a la tercera ola del coronavirus y que, entre otras cosas, vaya acompañado de ayudas para los sectores más afectados, el fomento del teletrabajo y un medidas para acelerar el plan de vacunación.

Así lo ha anunciado Arrimadas en una rueda de prensa en el Congreso en la que ha incidido en que esta tercera ola "ha inundado ya" el país y ha hecho hincapié en que es momento de "evitar luchas partidistas" y de llegar a acuerdos políticos para hacerle "juntos".

Aunque, en Ciudadanos consideran que esta tercera ola ya "se ha descontrolado", Arrimadas ha subrayado que aún se está "a tiempo" de evitar "el peor escenario", aquel en el que habría incluso que paralizar el proceso de vacunación por la saturación de los servicios de atención primaria. Por eso, ha desgranado sus condiciones para poner en práctica "un confinamiento inteligente" que evite tener que llegar a un "drástico" como el que conllevó el encierro de la ciudadanía el pasado mes de marzo.

Por su parte, el PP ha emplazado al Gobierno a tomar una decisión sobre las peticiones de confinamiento domiciliario que están planteando varias autonomías y no se cierra a estudiar la propuesta que Moncloa ponga encima de la mesa. "Si nos plantean algo, lo estudiaremos", según han señalado fuentes de la cúpula del PP.

Varios gobiernos autonómicos, entre ellos los de Andalucía, Murcia y Castilla y León --todos ellos dirigidos por el PP-- han reclamado ya al Ejecutivo central que contemple las herramientas necesarias para decretar, dado el caso, un confinamiento domiciliario en los territorios ante el exponencial incremento de casos de coronavirus.

Paralelamente, varios presidentes se han mostrado partidarios de que las CCAA puedan ampliar y extender el toque de queda en caso de que las comunidades así lo pidan. "No me parece que sea un disparate", ha subrayado este viernes el gallego, Alberto Núñez Feijóo. En el caso de la Junta de Castilla y León, ya decidido adelantar a las 20.00 horas ese toque de queda.

Ante esta cascada de planteamientos de las autonomías, el PP considera que el Gobierno "tiene que tomar el mando" y "decidir qué es lo que quiere hacer". "A partir de ahí, nosotros valoraremos", han señalado las fuentes consultadas.

Los 'populares' llevan días reclamando a Pedro Sánchez un "marco nacional" ante la nueva ola de contagios. "Tiene que haber un marco de actuación nacional, dejando un margen de actuación a las administraciones autonómicas y municipales, dependiendo de la incidencia que tiene cada una, pero no se puede abandonar a su suerte a estas administraciones", declaro este jueves el líder del PP, Pablo Casado.

El PP, que recrimina a Sánchez que esté "desaparecido" cuando "antes salía a todas horas" para hablar de la pandemia, insiste en que es el Gobierno el que tiene que establecer "el plan de acción". "Y si se hace un real decreto o se plantea algo, lo estudiaremos", señalan fuentes del partido, que recalcan que Casado considera que cualquier decisión debe estar basada en "criterios científicos y técnicos".

En 'Génova' se quejan de que están de nuevo ante un "problema" que se ha repetido en los últimos meses y es la falta de interlocución entre Pedro Sánchez y Pablo Casado para hablar de la pandemia y poder llegar a acuerdos.

Esa falta de diálogo ya se vio ante la última prorroga del estado de alarma que estará en vigor hasta el 9 de mayo que aprobó el Pleno del Congreso el 3 de noviembre. Casado rechazó una prórroga tan extensa y ofreció entonces a Sánchez el apoyo del Grupo Popular al estado de alarma si era para dos meses y se aprobaba un 'plan jurídico' que dotara de instrumentos a las autonomías para no tener que recurrir a la alarma.

Antes de esa votación parlamentaria no hubo ninguna interlocución privada entre Sánchez y Casado y los 'populares' optaron finalmente por la abstención. Ahora el PP recrimina también al Ejecutivo de Pedro Sánchez que en todos estos meses no haya hecho sus "deberes" para contar con un marco jurídico y legal adecuado.

Así, fuentes del PP recuerdan que plantearon impulsar una Ley de Pandemias pero no se ha atendido su propuesta y que también se "tumbó" en el Congreso su proposición de ley para establecer un "plan b" jurídico que evitase recurrir en el futuro a una medida excepcional como el estado de alarma.

"Desde el principio el PP, con lealtad le ha venido diciendo que España necesitaba un marco jurídico que le diera seguridad para afrontar y adoptar las medidas necesarias en cada momento", ha manifestado este viernes desde Logroño la portavoz del Grupo Popular, Cuca Gamarra.