Ola de críticas a Vara tras decir que Extremadura vacunó con "prudencia" por si había "efectos adversos"

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha recibido un aluvión de críticas tras justificar el miércoles el lento ritmo de vacunación contra el COVID en las residencias de su comunidad en que se está realizando con "prudencia" en los primeros días hasta ver posibles efectos. Unas palabras que se ha visto obligado ese jueves a matizar tras una ola de críticas por dudar de la seguridad de las vacunas y que achaca a una mala interpretación de sus declaraciones.

"Ahora que estamos terminado de vacunar en las residencias y que estamos ya iniciando de manera notable la vacunación del personal sanitario me ratifico en nuestra prudencia de los primeros días", aseveró Vara sobre el porcentaje de vacunas administradas por la región.

En esta línea, remarcó en una rueda de prensa que "tan importante" como vacunar más es "seguir haciéndolo bien" y aseguró sobre las vacunas administradas que se han aprobado en un espacio "excepcionalmente corto" y, como responsables públicos, se debía tener una "prudencia inicial" hasta ver cómo reaccionaban los primeros vacunados.

"Entiendo y asumo quien no lo haya entendido y entiendo y asumo las críticas pero me ratifico en que era la estrategia adecuada, ser prudentes en los primeros días para asegurarnos ahora que podemos adoptar un ritmo mayor sin que eso vaya a tener ningún tipo de circunstancia", añadió el presidente extremeño.

A través de Twitter, Vara ha señalado este jueves que "nunca ha tenido duda alguna" sobre las vacunas que se han desarrollado en tiempo récord para combatir el COVID-19 y frenar la pandemia. "Cuando casi nadie me ha entendido es que lo he hecho muy mal", escribió Vara en un mensaje en su perfil oficial de Twitter, desde el que pidió "disculpas".

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha reprochado a Fernández Vara, "dar alas a los planteamientos negacionistas y anticientíficos", al entender que puso en duda ayer la efectividad de la vacuna contra el coronavirus. "Dar alas a los planteamientos negacionistas y anticientíficos y poner en duda la vacuna es quizás lo más irresponsable que puede hacer un presidente autonómico en plena epidemia. Si encima es en el territorio con más contagios por habitante, no tiene nombre", ha subrayado en Twitter, acompañando su comentario con una información sobre la intervención de Vara.

Por su parte, Ciudadanos ha acusado al presidente de Extremadura de haber perdido tiempo en el proceso de vacunación contra el coronavirus en esta comunidad autónoma porque "no se fiaba" de los expertos, que han concluido que la vacuna es segura. "Mientras el ministro de Sanidad se queda solo pidiendo elecciones catalanas en plena tercera ola, conocemos que Extremadura perdió un tiempo precioso con la vacuna porque su presidente no se fiaba del trabajo científico. Sería de chiste si no fuera de pena", ha escrito el portavoz adjunto de Cs en el Congreso, Edmundo Bal, en un mensaje en su cuenta de Twitter, donde también ha reprochado al ministro Salvador Illa, candidato del PSC a la Presidencia de la Generalitat, que no plantee retrasar los comicios en Cataluña.

Por su parte, la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha criticado la "metedura de pata por todas partes" de Fernández Vara y ha aseverado: "Si lo hubiera dicho Ayuso, la estarían matando". Así se ha pronunciado Bonig en una entrevista concedida a Europa Press, en la que se ha preguntado "cómo es posible que una persona como Fernández Vara" realice estas declaraciones. "Uno escucha a Fernández Vara, médico forense de profesión, y dice, pero a este hombre se le ha ido la olla, con perdón, ¿Qué dice?", ha agregado.