"Malos presagios" en Reino Unido tras la desaparición de un cuervo de la Torre de Londres

Los británicos más supersticiosos temen que su desaparición sea el inicio de un "mal presagio" para la continuidad de la monarquía y el futuro del Reino Unido

La ausencia de uno de los cuervos de la Torre de Londres, "guardianes" de esta fortaleza, ha reavivado la leyenda que dice que si hay menos de seis de estos pájaros, "la torre caería y, con ella, todo el imperio británico".

Esta narración popular ha vuelto a inquietar a los cuidadores de esta histórica fortaleza a raíz de la desaparición de su "reina", apodada Merlina, que lleva semanas sin sobrevolar los muros.

Los responsables de esta fortaleza, que guarda entre sus muros la colección más valiosa de joyas de la monarquía, entre ellas la Corona imperial, temen que Merlina haya fallecido tras su "continuada ausencia", según indicó en un tweet este castillo ubicado sobre el río Támesis.

De acuerdo con el Real Decreto, la Torre de Londres debe tener siempre, al menos, seis cuervos "guardianes" en su recinto a fin de evitar hacer realidad la famosa leyenda.

Por este motivo, los más monárquicos británicos están inquietos por esta ausencia y por la posible muerte de Merlina, una de las aves más queridas por los ingleses desde que se unió a la bandada en 2007, y "la gobernanta indiscutible del gallinero", según el llamado Maestro de Cuervos y responsable, Christopher Skaife, que ha admitido que se tomará un tiempo "para llorarla".

Los británicos más supersticiosos temen que la desaparición de Merlina sea el inicio de un "mal presagio" para la continuidad de la monarquía y el futuro del Reino Unido, después de que el país saliera de la Unión Europea (UE) y por el actual confinamiento nacional debido al aumento de casos por covid-19.

Precisamente, para no tentar a la suerte, fue el monarca Carlos II (1630-1685) en el siglo XVII quién decretó que los pájaros debían permanecer en la Torre todo el tiempo y mandó protegerlos y recortarles las plumas de las alas para que no se marchasen.

También el primer ministro Winston Churchill (1874-1965) ordenó durante la Segunda Guerra Mundial que se trajesen más cuervos para "aumentar la población", pues solamente "uno de ellos" fue capaz de sobrevivir a los bombardeos que asolaron la ciudad.

No será necesario ahora, ya que Torre de Londres informó de que actualmente "en la torre hay 7 cuervos, uno más de lo requerido", por lo que "no tienen planes inmediatos de sustituir la vacante de Merlina".

Asimismo expresó la intención de que, con el tiempo pueda continuar con su legado "un nuevo polluelo" procedente del programa de cría que la institución lanzó en 2018 tras avisar de que obtener las aves se estaba volviendo "cada vez más difícil".

Ahora la esperanza y el futuro del pueblo británico parecen residir en que Erin, Gripp, Jubilee, Poppy, Rocky, Harris y Georgie permanezcan entretenidos entre los muros de la Torre por mucho tiempo, aunque, con el descenso drástico de turistas a causa del covid, no será tarea fácil para el Maestro de Cuervos.