YouTube se une a Facebook y Twitter y suspende la cuenta de Trump

YouTube ha anunciado este martes la suspensión del canal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante un periodo mínimo de una semana al considerar que uno de los vídeos publicados recientemente incitó a la violencia, sin dar más detalles al respecto.

"Tras una cuidadosa revisión y a la luz de las preocupaciones por el potencial de que haya violencia, hemos eliminado nuevo contenido publicado en el canal de Trump y emitido un 'strike' por violación de nuestras políticas sobre incitación a la violencia", ha manifestado.

La compañía ha indicado en declaraciones a la cadena de televisión estadounidense CNN que revisará su decisión dentro de una semana y ha confirmado la eliminación del citado vídeo, en medio de las acciones contra las cuentas de Trump en redes sociales tras el asalto de la semana pasada al Capitolio por parte de un grupo de sus seguidores.

Asimismo, ha resaltado que prohibirá hacer comentarios en los vídeos que se publiquen en la cuenta de Trump y ha añadido que, además, ha eliminado contenidos de la cuenta de la Casa Blanca por violaciones de las políticas de YouTube.

La decisión de YouTube ha llegado después de que Facebook anunciara que suspendía la cuenta de Trump "de forma indefinida" y de que Twitter la cancelara de forma definitiva tras los sucesos en el Capitolio, que se saldaron con al menos cinco muertos, incluido un policía.

El asalto provocó el aplazamiento de la votación en el Congreso para certificar la victoria de Joe Biden, algo que tuvo lugar horas después. Trump aseguró tras ello que habría una "transición ordenada", si bien volvió a reiterar sus denuncias sobre un fraude, sin presentar pruebas.

Ante ello, el Partido Demócrata presentó el lunes la solicitud formal de apertura de juicio político o 'impeachment' contra Trump por un único artículo de "incitación a la insurrección" por su apoyo a las movilizaciones que culminaron con el asalto al Capitolio.

Por su parte, el fiscal general de Wasington D.C., Karl Racine, anunció horas después que está estudiando la presentación de cargos contra el presidente saliente de Estados Unidos por incitación a la violencia al apoyar a los manifestantes.