Vamos al confinamiento, no hay escapatoria

No hay escapatoria posible y las medidas blandas no frenan el despliegue imparable de los contagios de la tercera ola del virus que crecen sin parar y sin control.

Ayer 38.500 nuevos contagios y cerca de 200 muertos, mientras que en Andalucía y en Madrid se dice que el virus inglés de expansión rápida está en marcha a toda velocidad y puede que en Extremadura oriundo a su vez de Portugal.

Lo que por otra parte empieza a saturar los hospitales en algunas ciudades, mientras se alcanza la cifra de 500 contagios por cada 100.000 habitantes. Y frente a todo ello, que está retrasando una vacunación lenta y bastante mal gestionada, solo nos queda la salida de confinamientos locales, regionales o nacional.

Todo lo demás son incrementos de medidas paulatinas que no frenan como debieran el virus y que aplazan en el tiempo una solución definitiva como la de los confinamientos que acabará por llegar. Y muy a pesar de su impacto en la economía porque la Salud es la prioridad.