El Gobierno tiene la intención de declarar zona catastrófica tanto Madrid como Castilla-La Mancha

El Ejecutivo está evaluando los daños en todos los territorios afectados; la capital solicitará la ayuda este mismo jueves

El Gobierno ya ha iniciado la evaluación de los daños causados por el temporal Filomena y, de momento, se inclinaría por declarar zona catastrófica tanto Madrid como Castilla-La Mancha. Según informa 'El País', el Consejo de Ministros contempla actuar de oficio sin que se lo pida otra administración, aunque el Ayuntamiento de Madrid lo solicitará oficialmente este jueves. La factura en la capital podría superar los "cientos de millones", según su alcalde, José Luis Martínez-Almeida. De momento, los ayuntamientos manchegos no han solicitado las ayudas, aunque tienen previsto hacerlo.

Los Gobiernos regionales más castigados por el temporal, aunque son los consistorios los que tienen que declarar los daños, se aferran a lo ocurrido el 20 de septiembre de 2019, cuando el Ejecutivo declaró como zona catastrófica varios territorios tras varios problemas medioambientales, como fueron los incendios en Madrid, Toledo, Tarragona y Lleida en junio, las inundaciones en Navarra y Ourense en julio, el incendio de Gran Canaria en agosto y la gota fría que aquel septiembre arrasó varias comunidades. El Ejecutivo central movilizó entonces 774 millones de euros en ayudas.

De momento, de forma oficial, el Gobierno ha preferido no concretar si declarará Madrid y Castilla La-Mancha como zonas gravemente afectadas por una emergencia de protección civil, lo que se conocía como zona catastrófica, porque primero quiere concluir la evaluación de los daños en todas las zonas afectadas, una labor que acaba de comenzar.

Así lo explicaron la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este martes en rueda de prensa en la Moncloa tras el Consejo de Ministros, después de que el alcalde de Madrid afirmara que hay "indicios más que suficientes" para plantear que se aplique esa medida a la capital.

Almeida ha dicho ya este miércoles que Madrid solicitará probablemente este jueves que la capital sea declarada zona catastrófica, petición que el alcalde considera "viable" dados los daños "muy importantes" que el temporal Filomena ha provocado.

Este mecanismo jurídico, ha explicado en una entrevista en COPE, permitiría agilizar la reclamación de indemnizaciones por parte de los ciudadanos, crear líneas de ayuda a sectores como la hostelería o el comercio y abordar, desde el Ayuntamiento, los gastos extraordinarios como consecuencia del temporal.

En este sentido, el regidor ha señalado que se va a tramitar un contrato de emergencia por valor de 15 millones de euros para revisar "en menos de 60 días" el estado de los árboles de Madrid, y que se tendrá que acometer "un gasto importante" para limpiar las 200 hectáreas de los cementerios municipales que están cubiertas de nieve y hielo. "La factura de Filomena en Madrid va a ser alta, va a ir por encima de varios cientos de millones de euros", ha augurado Almeida.

Por todo ello, el alcalde ha reclamado al Gobierno de Pedro Sánchez que al menos estudie la petición si finalmente se formula, y no la deniegue "sin ni siquiera haberla planteado".

Además, Almeida ha asegurado este miércoles que el Gobierno central "no dejó solo" al Ayuntamiento de Madrid durante la gran nevada ocasionada por Filomena. "No tengo la sensación de que nos dejó solos. Tuve comunicación con el delegado del Gobierno. No puedo decir que nos dejaran solos", ha manifestado.

También este miércoles, preguntada sobre la borrasca y la posible declaración de zona catastrófica en Madrid, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha recordado que esta decisión compete al Consejo de Ministros y que por el momento se están evaluando los daños. "La emergencia no ha terminado, vamos a esperar a que lo haga y se evalúan los daños", ha defendido la ministra, antes de garantizar que el despliegue de la UME y el Ejército de Tierra continuará "el tiempo que sea necesario" porque las fuerzas armadas "no dejan ninguna misión a medias".

Por su parte, la portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha precisado este miércoles que han de ser los ayuntamientos de la región que presenten daños en sus bienes patrimoniales a causa del temporal los que soliciten al Gobierno central ser declarados zona catastrófica y en esta petición, ha asegurado, contarán con la ayuda de la Junta de Comunidades "cuando cumplan la normativa".

RELACIONADO