Madrid invertirá 1,5 millones en reconstruir 'La Nevera' del Estudiantes

La nieve caída durante el fin de semana hundió el techo de las instalaciones del Ramiro de Maeztu donde juega la cantera

La Comunidad de Madrid demolerá "de inmediato" el histórico pabellón 'La Nevera' del IES Ramiro de Maeztu, sede principal de la cantera de Movistar Estudiantes, para posteriormente reconstruirlo tras el desplome de su cubierta por el peso de la nieve.

Así lo ha anunciado la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, en Twitter, donde ha hecho hincapié en que el objetivo es "recuperar lo antes posible uno de los iconos del baloncesto madrileño".

Las intervenciones se contratarán por el mecanismo de emergencia con objeto de garantizar la completa seguridad de los alumnos docentes y personal del Instituto de cara a la vuelta a las clases el próximo lunes, y supondrán un gasto aproximado de 300.000 euros.

Ya con posterioridad, la Comunidad comenzará el proceso para la construcción de la nueva infraestructura, que a priori, supondrá una inversión de alrededor de 1,5 millones de euros.

El Movistar Estudiantes anunció en sus redes sociales el domingo el hundimiento del techo de la emblemática instalación, "una catástrofe porque es la sede principal de la cantera de Movistar Estudiantes, donde se entrena casi 24 horas y se juegan el 80 % de los partidos de la cantera cada fin de semana".

Así, señaló que el club precisa urgentemente instalaciones alternativas para albergar los entrenamientos y partidos de la cantera. 'La Nevera' fue sede del primer equipo del Estudiantes, que ahora juega sus partidos en el WiZink Center, de 1957 a 1971.

Los técnicos de la Comunidad de Madrid inspeccionaron el lunes por la mañana la situación general del gimnasio del Instituto Ramiro de Maeztu para evaluar los daños que ha sufrido la estructura.

"Como consecuencia del importante sobrepeso sobre la cubierta, se ha producido un colapso generalizado del edificio que hace imposible, a juicio de los técnicos, llevar a cabo una reparación del gimnasio", ha señalado la Consejería de Educación y Juventud en un comunicado.

Por ello, se está llevando a cabo en una primera fase durante la mañana de este martes el vallado perimetral de la zona afectada con el fin de acotar la zona afectada por el siniestro y prevenir posibles daños a las zonas colindantes.

"Con posterioridad y con carácter inmediato se procederá a la demolición controlada del edificio con el fin de evitar los posibles daños derivados de nuevos desplomes", ha avanzado el departamento que encabeza Enrique Ossorio.