El bitcoin podría alcanzar un máximo histórico de 400.000 dólares a largo plazo

La criptomoneda más utilizada ha llegado esta semana a superar los 40.000 dólares y se prevé que en marzo pueda superar la barrera de los 50.000

El bitcoin, la criptomoneda más utilizada, que ha batido varias veces sus máximos históricos esta semana, hasta superar los 40.000 dólares (32.726 euros), podría llegar a los 50.000 dólares en los próximos meses e, incluso, a los 400.000 dólares (327.000 euros) a largo plazo, según los expertos.

Diego Morín, analista de IG, considera que la criptodivisa podría alcanzar los 50.000 dólares antes de marzo por la alta demanda de bitcoines por parte de los inversores institucionales.

"El auge de la criptodivisa se debe a la decisión de los grandes fondos de inversión de introducir bitcoines en sus carteras y a la incorporación de la criptomoneda en plataformas de pago como PayPal", señala Morín.

Javier Castro-Acuña, responsable de control de negocio de Bitnovo, ve difícil anticipar la valoración del bitcóin en un tiempo determinado, aunque explica que, según entidades reconocidas del mundo de las finanzas como JP Morgan o Guggenheim Partners, la criptodivisa podría llegar a valer entre 146.000 y 400.000 dólares en el futuro.

Ramón Ferraz, consejero delegado de 2gether, asegura que la previsión de JP Morgan de que el bitcoin podría llegar a los 146.000 dólares a largo plazo "no es una exageración".

Según Ferraz, la moneda digital seguirá subiendo en el futuro incluso si se produce una caída temporal asociada a la recogida de beneficios por parte de los inversores, ya que "la criptomoneda está cogiendo fuerza como valor refugio en sustitución del oro y como activo de reserva de organizaciones y quién sabe si de Estados".

En las últimas semanas, otras monedas digitales como el ether, la criptomoneda de la red tecnológica Ethereum, también han aumentado su valor en el mercado de las criptodivisas.

Javier Castro Acuña confía en que su valor continúe creciendo, ya que la red Ethereum "es la "blockchain" sobre la que más desarrolladores hay trabajando y es la puerta de entrada a las finanzas descentralizadas, un mundo financiero que se disparó el verano pasado y que tiene un potencial de crecimiento exponencial".

En la misma linea se expresa Ramón Ferraz, quien cree que ether y bitcoin tienen recorrido. "El ether, al igual que el bitcoin, gozan de los efectos de red en los casos de uso que ofrecen, lo que quiere decir que es muy difícil que alguna otra criptomoneda compita con ellas", apunta.

Además, Ferraz confía en que la puesta en marcha de la red Ethereum 2.0 hará que la criptodivisa sea mucho más eficiente, lo que incrementará su uso entre los inversores.