España busca un acuerdo de cooperación militar con Reino Unido tras el Brexit

La cooperación militar con Londres se limita ahora al marco de la Alianza Atlántica, a la que ambos países pertenecen

La salida de Reino Unido de la Unión Europea ha forzado a los países miembro a gestionar de otra forma sus relaciones con el gobierno británico. España estaría negociando un convenio en materia de seguridad y defensa para afrontar esta nueva etapa, según publica El País este lunes. Según las fuentes consultadas por el diario, la lucha contra el yihadismo, la ciberdefensa o las misiones militares conjuntas formarían parte de los puntos del acuerdo, así como las medidas de confianza sobre la base británica de Gibraltar, motivo de numerosos roces entre los dos países.

El acuerdo de retirada de Reino Unido no incluye ningún punto sobre política exterior y defensa, lo que deja un amplio campo para la cooperación bilateral. Por ahora, la cooperación militar se limita al marco de la Alianza Atlántica, a la que ambos pertenecen.

El objetivo es claro: firmar un ambicioso acuerdo que aglutine todos los campos de cooperación en materia de defensa: yihadismo, ciberdefensa o la realización de misiones militares conjuntas.

Dentro del acuerdo no puede ignorarse un punto señalado: la base militar de Gibraltar. Su existencia ha sido el principal motivo de varias disputas en el pasado. Cuando el submarino nuclear Tireless atracó en la colonia británica durante un año (mayo de 2000 - mayo de 2001), para ser reparado de una grave avería,  provocó una gran inquietud en la zona y fuertes tensiones diplomáticas.

Según explica El País, el objetivo es alcanzar medidas de confianza en relación al uso de la base, para así evitar los roces del pasado. El acuerdo se enmarcaría dentro del alcanzado el pasado día 31 entre los gobiernos de Londres y Madrid para que el Peñón se incorpore al espacio europeo sin fronteras Schengen.

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya ha confirmado que España y Reino Unido negocian "desde hace meses" un acuerdo en materia de seguridad y defensa con vistas a contar con un "paraguas" en el que encuadrar las estrechas relaciones que existen entre los dos países en esta materia tras el Brexit.

Al igual que en el caso de Gibraltar, no ha querido entrar en detalles, subrayando que el acuerdo aún se está negociando, si bien ha aclarado que se parte de la idea de que haya "unas medidas de confianza para que situaciones como las que ocurrieron en el pasado no se vuelvan a producir", en referencia entre otros al caso del submarino nuclear británico 'Tireless'.

Laya confía en que la oposición apoye el acuerdo con Reino Unido sobre Gibraltar

González Laya ha confiado este lunes en que "todas las fuerzas democráticas" respalden el principio de acuerdo alcanzado por el Gobierno con Reino Unido sobre Gibraltar que permitirá en un futuro incluir al Peñón en el espacio Schengen.

"Espero contar con todas las fuerzas democráticas de este país", ha señalado la jefa de la diplomacia en una entrevista a Canal Sur Radio, subrayando que "de lo que estamos tratando es una cuestión de Estado, no es una cuestión de partido político".

En este sentido, ha reiterado su voluntad de comparecer en el Congreso de los Diputados para ofrecer todos los detalles del principio de acuerdo alcanzado, "con luz y taquígrafos, como se hace en una democracia", para lo cual ya se han iniciado los trámites pero aún no hay fecha prevista.

No obstante, ha aclarado que el mismo jueves, cuando se anunció el acuerdo, tanto ella como su equipo trasladaron una "noción inicial" de lo pactado a todos los grupos representados en la Comisión de Exteriores y en la de Asuntos Europeos de la Cámara Alta.

González Laya ha recordado que lo pactado el 31 de diciembre "tiene que traducirse en un tratado entre la UE y Reino Unido sobre Gibraltar", que confía en que esté cerrado en un plazo de seis meses --"puede que ser antes, esperemos que no sea después"--.

Solo cuando ese acuerdo se firme será cuando se suprima la Verja entre Gibraltar y España y cuando se comenzaría a aplicar el Acuerdo de Schengen en el Peñón, ha explicado la ministra, precisando que mientras esto ocurre "nos vamos a asegurar de que garantizamos una máxima fluidez", "cumpliendo con las reglas de juego".

Como ya hizo el jueves, la ministra de Exteriores ha insistido en que España será responsable, "como estado miembro de la UE que pertenece al espacio Schengen", del cumplimiento del acuerdo sin fronteras en el Peñón y por ello será quien tenga "la decisión última de quién entra" en el espacio Schengen, para lo que contará con la asistencia de Frontex.

A priori, se ha acordado un "periodo inicial de cuatro años", tras el cual se aplicaría el "régimen general" que fije el futuro acuerdo entre Reino Unido y la UE relativo a Gibraltar, si bien también cabe la posibilidad de que el acuerdo se revise a petición de una de las partes o que incluso se anule. "Siempre se puede deshacer un acuerdo, este y todos los demás", ha incidido.

La ministra ha resaltado lo paradójico que es que la salida de Reino Unido de la UE vaya a tener como resultado que se aplique Schengen en Gibraltar, si bien ha señalado que esta era la forma de evitar el único Brexit duro en toda la UE, al tiempo que ha reconocido que este hecho "ha acercado más los intereses de Gibraltar y los de nuestro país".

"Nos ha acercado a través del europeísmo", ha añadido, recordando que los gibraltareños votaron mayoritariamente a favor de la permanencia en la UE en el referéndum de 2016. Así pues, ambas partes han encontrado "un punto en común alrededor del cual empezar a construir una nueva relación".

En este sentido, ha reiterado que el principio de acuerdo alcanzado con Londres no afecta a la soberanía. "No renunciamos a cuestiones de soberanía, pero tampoco renunciamos a avanzar conjuntamente ahora que hay una mayor convergencia de nuestros intereses", ha defendido.