Italia sufre un fuerte repunte de casos y suma 683 muertos a una semana de Navidad

Italia registró 18.236 nuevos contagios de coronavirus desde este miércoles, el segundo peor dato de los últimos diez días, y confirmó 683 muertos, según el boletín de del Ministerio de Sanidad, que estudia nuevas restricciones para la Navidad.

Se trata de un repunte en el número de infecciones a pesar del menor número de pruebas realizadas, unas 185.000. Este miércoles se notificaron 17.500 positivos con 200.000 test.

En total en el país se han contagiado 1.906.377 personas desde que se desató la emergencia, a mediados del mes de febrero, y un total de 67.220 perdieron la vida, según los datos oficiales.

Paralelamente disminuye la presión en los hospitales italianos. De las 635.343 personas con la COVID-19 (la gran mayoría asintomática), 29.281 están ingresadas, 541 menos que el miércoles, y 2.855 requieren cuidados intensivos (-71).

Entre las regiones más afectadas preocupa especialmente el Véneto (nordeste), que acumula 4.402 de los nuevos contagiados y 92 muertos.

Su gobernador, Luca Zaia, firmará este viernes una ordenanza que cerrará los confines de sus municipios desde el día 19 de diciembre hasta el 6 de enero a partir de las 14.00 locales (13.00 GMT) para reducir la movilidad y frenar al virus.

El Gobierno italiano estudia nuevas restricciones para los días festivos de la Navidad y no se excluye un confinamiento del país con algunas excepciones, como viajar para reunirse con la familia o la pareja. Se espera que el Gobierno italiano anuncie su estrategia navideña entre el viernes y el sábado.

La esperanza está puesta en la llegada de la vacuna de Pfizer una vez que la Agencia Europea del Medicamento le otorgue validez, previsiblemente el 21 de diciembre.

El ministro de Sanidad italiano, Roberto Speranza, explicó este jueves que la campaña de vacunación en el país arrancará el 27 de diciembre, junto al resto de países de la Unión Europea.