La reacción de la Infanta Elena sobre el posible regreso de Juan Carlos I a España en Navidad

Doña Elena, en cuya casa podría refugiarse el emérito si regresa finalmente a España, guarda silencio sobre la regularización fiscal de 700.000 euros

En los últimos días han salido a la luz numerosas informaciones relacionadas con el Rey Juan Carlos. El emérito, que abandonó España el pasado mes de agosto y que desde entonces vive un "retiro dorado" en los Emiratos Árabes, estaría planteándose regresar a su país - de donde en realidad nunca quiso marcharse - para pasar en el Palacio de la Zarzuela la Navidad, pese a que su hijo, Don Felipe, no le hace gracia que se instale en el lugar donde él desarrolla su actividad institucional.

Para evitar una causa judicial por posible delito fiscal, acaba de hacerse público que Don Juan Carlos habría "regularizado" una cantidad cercana a los 700.000 euros - exactamente 678.393 euros - en concepto de "deuda, tributaria incluyendo intereses y embargos" que habría pagado a Hacienda sin "requerimiento previo", como el abogado del monarca, Fernando Sánchez Junco, ha señalado en el comunicado que hace unas horas emitía a la prensa. En el mismo, además, el equipo legal del emérito asegura que éste "continúa, como siempre lo ha estado, a disposición del ministerio fiscal para cualquier trámite o actuación que consideren oportunos"

Este comunicado podría ser la respuesta del monarca a la información del uso de tarjetas opacas con dinero procedente del extranjero que usaron sus hijas y sus nietos Victoria Federica y Froilán para pagar sus compras en El Corte Inglés, sus viajes en Uber e incluso sus clases de piano. Un nuevo escándalo que sacude a la Familia Real y que deja a Don Juan Carlos en una posición complicada.

La Infanta Elena, en cuya casa podría refugiarse el emérito si regresa finalmente a España en los próximos días, prefiere mantenerse al margen de la polémica que sacude a su padre y, muy seria y sin prestar atención a las preguntas, sale de su domicilio en la capital sin hablar sobre la regularización fiscal de 700.000 euros por parte del Rey Don Juan Carlos.