El Rey emérito regulariza sus tarjetas opacas, sin requerimiento previo, y paga a Hacienda 678.393,72 euros

El Rey Juan Carlos ha presentado este miércoles una declaración tributaria "sin requerimiento previo" de la que ha resultado una deuda, ya satisfecha, por importe de 678.393,72 euros, incluyendo intereses y recargos. Esta declaración no estaría relacionada con bienes en el extranjero, sino con el uso por parte del Rey emérito y algunos familiares suyos de tarjetas bancarias con fondos opacos del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause que está siendo investigado por la Fiscalía del Tribunal Supremo. El uso de esas cuentas tuvo lugar entre los años 2016 y 2018, cuando Juan Carlos I ya había abdicado y perdido la inviolabilidad.

Esta regularización fiscal realizada por Juan Carlos I este miércoles es similar a la que realizó Juan Carlos Monedero en 2015, quien presentó una declaración complementaria para regularizar sus impuestos por los 425.000 euros que recibió a cambio de asesorar a gobiernos de Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua. Un movimiento que el propio Pablo Iglesias elogió como un "ejemplo de honestidad" y también Pablo Echenique Echenique, quien defendió que el exdirigente del partido era "libre de elegir los tiempos" en los que dar explicaciones sobre su patrimonio.

El abogado de Juan Carlos I, Javier Sánchez-Junco, señala en un breve comunicado que en cualquier caso don Juan Carlos continúa, "como siempre ha estado", a disposición del Ministerio Fiscal "para cualquier trámite o actuación que considere oportunos".

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha sido la primera integrante del Ejecutivo en pronunciarse sobre el anuncio del Rey Juan Carlos  y lo ha hecho de forma tajante. "Lo importante es la institución, la monarquía, que en este momento está perfectamente representada por Felipe VI", ha zanjado la responsable de Defensa, antes de reiterar el mensaje de que el Rey emérito "sabrá lo que tiene que hacer". Poco después, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha afirmado que la regularización fiscal del Rey emérito forma parte de una "actuación de carácter personal" y "no hay nada más que decir".

Horas antes, la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, había eludido comentar la posibilidad de que el Rey Juan Carlos fuera a regularizar su situación fiscal debido a que se trata de información reservada sobre un contribuyente y se remitía a la casa real sobre cualquier asunto relacionado con el Rey emérito.  "El Gobierno seguirá trabajando para que todos los contribuyentes cumplan con sus obligaciones fiscales procedan de donde procedan y vivan donde vivan", ha añadido en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. En ese contexto, Montero ha señalado que hay que combatir con la ley cualquier fraude fiscal, al tiempo que hay que dar asistencia técnica a las personas que quieran cumplir con sus obligaciones tributarias.

Por su parte, Unidas Podemos ve acreditado que el Rey emérito defraudó a Hacienda más de 678.000 euros tras la "vergüenza internacional" de presentar una declaración por ese importe para regularizar su situación fiscal, y le ha acusado de intentar "comprarse impunidad para él y toda la trama real".

"No podemos permitir que Juan Carlos se ría de la igualdad ante la Justicia. Debe responder penalmente por sus actos y compensar a la ciudadanía todo lo defraudado", ha subrayado Asens en Twitter.

Por su parte, Echenique, ha dicho que esa cantidad equivale a 51 años de salario mínimo interprofesional y que su situación ante hacienda es "uno de los pufos que tiene". "Por los 65 millones de Corinna no ha pagado nada, por ejemplo. Y los que tendrá y no sabemos... Menuda vergüenza internacional", ha apostillado el diputado de la formación morada.

El portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, ha tachado este miércoles de "moralmente reprobable" la declaración voluntaria que ha realizado el Rey emérito. "Hizo un gran servicio a España durante muchos años y nuestra democracia le debe mucho, pero este comportamiento es decepcionante", ha incidido Bal en su cuenta de Twitter, que también es abogado del Estado.

El líder de Más País, Íñigo Errejón,ha asegurado que la ciudadanía merece una explicación sobre las finanzas del Rey emérito y ha advertido al Gobierno de que "no puede seguir siendo cómplice de este circo".

La regularización voluntaria puede presentarse en cualquier momento antes de que la Agencia Tributaria abra una inspección o un juez cite a declarar como investigado por presunto fraude fiscal o blanqueo de capitales.

El Rey emérito salió de España el pasado mes de agosto y reside desde entonces en Emiratos Árabes Unidos como huésped del jeque Mohamed Bin Zayed, príncipe heredero de Abu Dabi.