Villarreal y Granada se meten en dieciseisavos y la Real se la jugará en la última jornada

El Villarreal y el Granada confirmaron este jueves su clasificación para los dieciseisavos de final de la Liga Europa, mientras que la Real Sociedad empató con el Rijeka y deberá esperar a la última jornada en el estadio Diego Armando Maradona, para intentar firmar el pleno de equipos españoles en la ronda de eliminatorias.

El equipo de Unai Emery fue el primero en clasificarse gracias a un gol de Samu Chukwueze a 15 minutos para el final, el cual permitió que el conjunto castellonense acabe líder del grupo I. Los amarillos dominaron la primera parte desde el principio y gozaron de las mejores ocasiones.

Coquelin firmó la más clara a los 20 minutos con un cabezazo que se estrelló en la base del poste, tras una gran asistencia de Jaume Costa, e Iborra -minutos después- dispuso de una doble oportunidad en un barullo formado en el área del equipo turco.

Samu Chukwueze también estuvo cerca del gol con un centro-chut pasado la media hora y Álex Baena, en otro ejercicio de atrevimiento, lanzó desde la frontal con una rosca que acarició el palo. La nómina de ocasiones fue inagotable para el 'Submarino Amarillo', que llegó a sacar media docena de córners solo en la primera mitad.

El Sivasspor reaccionó en la segunda parte, pero tampoco comprometió a los amarillos, que acabaron encontrando el camino del gol en el minuto 75 tras una acción magistral de Manu Trigueros. El centrocampista de Talavera de la Reina filtró entre líneas para Jaume y éste regaló el gol a Chukwueze, quien solo tuvo que empujarla sin oposición.

El triunfo deja al Villarreal con 13 puntos, cinco más que el Maccabi de Tel Aviv, que se jugará el billete en la última jornada contra los turcos. El ganador acompañará al equipo español en las eliminatorias. Por su parte, el Qarabag quedó completamente sin opciones tras el empate de este jueves como local (1-1), su primer punto en la competición.

Por su parte, el Granada también estará en la siguiente fase, un hecho histórico para los nazaríes, que esta temporada es la de su debut en el 'Viejo Continente'. Los pupilos de Diego Martínez perdieron en casa frente al PSV Eindhoven (0-1), pero les valió para meterse dada su enorme renta de puntos. El gol de Donyel Malen, a siete minutos para el descanso, tumbó al equipo andaluz.

Yangel Herrera fue de los mejor en un Granada que acabó entregando metros a su rival con el paso de los minutos. El conjunto neerlandés, que alcanzó casi el 70% de posesión, se encontró más cómodo según avanzaba el choque y pronto replicó a las primeras intentonas de los rojiblancos con varias acciones de peligro. Max dio buena cuenta de ello.

De hecho, el laterazl zurdo originó el único gol del encuentro tras un pase maravilloso que llegó a las botas de Malen, que no falló para establecer el 0-1, a la postre el resultado definitivo. Pero no importó para los de Diego Martínez, que se vieron beneficiados por el triunfo del Omnoia ante el PAOK (2-1).

La Real deberá sufrir en Nápoles

Por último, el líder de la Liga Santander no pudo con el débil Rijeka en la quinta jornada (2-2) y se jugará el billete a dieciseisavos el próximo jueves en Nápoles. El equipo de Imanol Alguacil fue muy superior al conjunto croata, pero su condescendencia en el balón parado le jugó una mala pasada y dio vida a su rival, que se fue de San Sebastián con el único punto de esta campaña.

Los 'txuri urdines', al igual que el Atlético -que disfruta en Liga y sufre en Europa- siempre fue por debajo en el marcador y se vio obligado a jugar con prisas. El 0-1 fue obra de Velkoski, que remató una prolongación con la cabeza a escasos centímetros de la línea de gol. El tanto fue imparable y la ventaja no sería enjugada hasta el tramo final del partido.

Jon Bautista empató con un remate a la media vuelta que hizo creer en la remontada, pero -cuando mejor estaban los vascos- apareció Halilovic para estampar el 1-2 ante la sorprendente mirada de ambos banquillos. La Real lo volvió a intentar y firmó el 2-2 definitivo solo minutos después. Un punto que le deja en la segunda posición y dependiendo de sí mismo, aunque su última jornada será ante un Nápoles ya clasificado.

RELACIONADO