El Gobierno enfría las pretensiones de Podemos: "Los indultos no dependen del calendario electoral"

El Gobierno ha recordado este miércoles que los indultos de los presos del "procés" no pueden depender del calendario electoral en Cataluña y se tienen que tramitar o conceder, si se da el caso, siguiendo la ley y atendiendo a los informes preceptivos.

Fuentes del Ejecutivo han respondido así a la demanda que ha hecho entre otros uno de los partidos del Gobierno de coalición, Unidas Podemos, que reclama que los presos del "procés" estén en libertad antes de las elecciones catalanas del 14 de febrero.

El propio portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha señalado que "por salud democrática" los presos deberían estar en la calle para poder hacer campaña, aunque ha admitido también, este miércoles en RNE, las discrepancias que hay en el seno del Gobierno sobre esta cuestión.

La tramitación o concesión de indultos, recuerdan fuentes del Ejecutivo, se tramitará cuando toque, nunca en función de un calendario electoral.

Solicitar un indulto es un derecho que tienen los políticos presos como cualquier otro ciudadano, recuerdan desde el Ejecutivo, que subrayan que el Gobierno está obligado a tramitarlos, pero también a defender el rigor del Estado de derecho.

Sobre la reforma del Código Penal, el Gobierno también la desvincula del calendario electoral y advierte que llegará al Congreso cuando tenga que hacerlo, y no antes por motivos ajenos.

El tema de los indultos ha seguido siendo comentado por los partidos en el Congreso.

Este miércoles, el portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, ha reclamado que el Gobierno ataje "la anomalía" de que los condenados del "procés" estén en la cárcel antes de las elecciones catalanas y dé muestras de que la política "sirve de algo".

El portavoz de Más País, Íñigo Errejón, ha insistido en que él siempre ha defendido que los presos del "procés" tenían que estar en casa "y celebrar la Navidad con sus familias", pero ha advertido que temas de tanto calado como éste "no deberían mancharse de electoralismo"

Los presos, ha subrayado, "no son jarrones para exhibir en una campaña" y no deberían ser moneda de cambio, como tampoco otras cuestiones que afectan.

Por el contrario, Edmundo Bal, portavoz adjunto de Cs, ha criticado que el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, haya reconocido, según él, que la reforma que se plantea de los delitos de rebelión y sedición sea "a la carta" para beneficiar a los presos del "procés", "que están en la cárcel por delitos gravísimos", y no por un interés general.

Ha cargado contra el ministro por justificar esos planteamientos con falsedades, como que la Comisión Europea le ha pedido a España reformar el Código Penal.

Pero más grave le parece aún, ha afirmado, escuchar desde Unidas Podemos que quieran derogar el delito de sedición, advirtiendo que el bien jurídico protegido de este delito es el orden público. "¿Está Podemos de verdad defendiendo que hay que derogar el delito de sedición, que reine la ley de la selva en las calles? ¿Está legitimando la anarquía?", se ha preguntado Bal.