Almeida y Villacís discrepan sobre las aglomeraciones en el centro de Madrid

El alcalde asegura que el dispositivo de seguridad "funcionó" y que no va a pedir que la gente no vaya al centro, mientras la vicealcaldesa pide a los madrileños que tengan "mucho más cuidado"

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, han mostrado este lunes sus diferencias ante las aglomeraciones que se han producido este fin de semana en el centro de Madrid, el primer fin de semana de alumbrado navideño que ha coincidido con el Black Friday.

Almeida (PP) ha defendido que el dispositivo de seguridad del distrito de Centro "funcionó" durante el fin de semana, "aunque las imágenes de aglomeraciones siempre llaman al atención", y ha afirmado que no va a pedir que la gente no vaya al centro, sino que se tenga precaución en "toda actividad".

"Pese a las imágenes que vimos, los aforos de personas que hubo el fin de semana no son superiores a los que ha habido otros años en fechas similares, al puente de la Inmaculada me refiero", el puente que "en términos de turismo nacional siempre venía más gente a la ciudad de Madrid", ha dicho el primer edil.

Sin embargo, Villacís, de la formación naranja, ha mostrado su preocupación ante las aglomeraciones y ha pedido a los ciudadanos de la capital que tengan "mucho más cuidado".

Ha asegurado que no se puede generalizar en cuanto a la irresponsabilidad de los madrileños, ya que "todo el mundo iba con mascarillas, la gente está ya muy sensibilizada, pero se pueden cometer errores".

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado (Cs), no se ha expresado en la misma línea que su compañera en el Ayuntamiento de Madrid y ha señalado que las aglomeraciones en el centro de la capital son "normales".

"Yo prefiero que estén en la calle a que estén en casa", ha añadido Aguado, quien ha pedido que no se generen "alarmas innecesarias, pongamos el foco en lo importante, en las reuniones en espacios cerrados".

La Policía Municipal de Madrid inició el pasado viernes el operativo especial de Navidad, que hasta el 7 de enero desplegará entre 75 y 100 agentes más cada día en la zona centro, con la posibilidad prevista de cortar el acceso peatonal a calles aledañas a Sol.

Durante este fin de semana, la Policía Municipal de Madrid ha intervenido en 390 fiestas privadas, celebradas en domicilios o en locales que superaban la hora de cierre, y ha interpuesto 284 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública.

El pasado fin de semana, del 20 al 22 de noviembre, los agentes intervinieron en 300 fiestas y realizaron 438 denuncias por botellón.