Romain Grosjean, fuera de peligro tras sufrir un gravísimo accidente en el Gran Premio de Baréin

El francés sale airoso de un tremendo accidente en Baréin y da las gracias al halo

El piloto francés Romain Grosjean (Haas) pasará la noche en un hospital este domingo para ser tratado de las quemaduras en ambas manos que le dejó su accidente en el Gran Premio de Baréin, una mínima consecuencia tras lo visto en el tremendo choque con el muro y las llamas en las que estuvo envuelto cerca de medio minuto.

"Tras la exploración médica por los doctores en el hospital, el piloto de Haas Romain Grosjean se quedará esta noche ingresado para ser tratado de quemaduras en el dorso de ambas manos después de su accidente en la primera vuelta del Gran Premio de Baréin. Las radiografías no han encontrado ninguna fractura", dice la FIA en un comunicado oficial.

Pese a esos casi 30 segundos de angustia, ver salir al piloto de entre las llamas, por su propio pie, fue la primera señal de alivio. Su equipo confirmó rápido que el francés estaba "bien" y fuera de peligro a pesar del impacto y de la bola de fuego en la que se convirtió su monoplaza en la penúltima cita del Mundial.

En la primera vuelta de carrera, el coche del piloto galo se tocó con el del ruso Daniil Kvyat (AlphaTauri) y se desvió de su trayectoria para irse directo a gran velocidad al guardarraíl. En el impacto, el monoplaza quedó en llamas, partido en dos, mientras las ruedas saltaban por los aires.

Grosjean consiguió salir entre el fuego después de 27 segundos gracias a un espacio vital entre el guardarraíl y el coche. "Esto fue espantoso. Romain está fuera del monoplaza y está bien", confirmó Haas. Después, la FIA informó de las quemaduras en las manos y el propio piloto colgó un vídeo en redes sociales, con sentido del humor, y enseñando sus manos vendadas, además de dando gracias al halo por estar vivo.

"Solo quiero decir que estoy bien, más o menos (enseñando sus manos). Hace unos años no estaba a favor del halo, pero es lo más grande que ha traído la Fórmula 1, sin él no podría estar hablando con vosotros ahora mismo. Quiero agradecer a todo el personal médico del circuito, del hospital. Espero poder escribiros pronto algunos mensajes y deciros cómo va todo", dijo Grosjean.

Tras la carrera, Daniel Ricciardo (Renault) mostró su descontento con la F1 por enseñar cien veces el accidente del francés. "Quiero expresar mi decepción con la F1 por haber emitido repeticiones constantes del choque de Grosjean. Creo que es irrespetuoso y desconsiderado para su familia. 100 repeticiones y una hora después siguen mostrando el accidente. Estaba en todas partes y no quería verlo, solo saber que estaba bien", apuntó.