Trump: "Biden solo entrará en la Casa Blanca si demuestra que sus votos no fueron fraudulentos e ilegales"

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado que el candidato presidencial demócrata, Joe Biden, "solo puede entrar en la Casa Blanca" si demuestra que los votos que obtuvo en las elecciones del 3 de noviembre "no fueron fraudulentos", una queja recurrente del actual mandatario que por ahora carece de sustento judicial.

"Biden solo puede entrar en la Casa Blanca como presidente si puede demostrar que sus ridículos 80.000.000 de votos no fueron obtenidos de forma fraudulenta o ilegal", ha asegurado Trump, que considera "un gran problema insalvable" las supuestas dudas sobre los recuentos en algunos estados clave.

El mandatario ha insistido en Twitter en que las elecciones fueron "una completa estafa", si bien ningún tribunal ha avalado por ahora sus quejas y, salvo sorpresas, deberá abandonar su puesto actual el próximo 20 de enero. Trump no ha aclarado si asistirá a la toma de posesión de Biden como es tradición.

Trump declaró el jueves en rueda de prensa que dejará la Casa Blanca si el Colegio Electoral certifica la victoria de Biden, si bien apuntó que dicha certificación sería "un error". El mandatario se niega a asumir su derrota y sostiene que él fue el vencedor.

Con motivo de la fiesta de Acción de Gracias, en su primera comparecencia ante la prensa respondiendo preguntas de los periodistas después de departir por videoconferencia con las tropas estadounidenses en el extranjero, Trump matizó que pese a esta situación, dejará "con seguridad" la Casa Blanca una vez los resultados se hagan oficiales.

No obstante, Trump no dejó pasar la oportunidad para seguir insistiendo en que el ganador de las presidenciales del 3 de noviembre fue él y que se impuso además por una "tremenda" mayoría de votos, aunque los últimos sondeos que manejan los medios estadounidenses le otorgan a Biden unos 80 millones de votos, casi siete millones más de los que habría obtenido el magnate republicano.

Así, Trump argumentó que la dificultad que le supone admitir los resultados radica en el hecho de que "hubo un fraude masivo" y si bien volvió a no aportar pruebas de ello, una vez más, como viene haciendo desde los últimos días, ha anunciado que en las próximas semanas se probarán "cosas que suceden" que serán "impactantes para la gente".

En poco más de media hora con los periodistas, Trump también tuvo tiempo para anunciar que "probablemente" el sábado viajará al estado de Georgia, donde podría participar en algún tipo de mitin político para apoyar las dos candidaturas republicanas en juego en la segunda vuelta electoral para el Senado.

RELACIONADO