Arrimadas afea al PP que esté pensando cómo "cargarse" a Cs y en que "se arruine España para gobernar"

Asegura que Sánchez "ha hecho más caso a Iglesias que a sus ministros" al pactar con radicales y acusa a Vox de estar de vacaciones

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha reprochado este viernes al PP que en estos momentos esté pensando cómo "cargarse" a la formación naranja y ha afirmado que, en su caso, su principal preocupación no son las estrategias electorales de cada partido, sino las personas que fallecen y los negocios que cierran cada día por la crisis del coronavirus.

"Qué pena que el principal partido de la oposición" no esté pensando en "cómo ayudar para frenar las locuras de este Gobierno y sacar adelante la economía española", sino que se haya "instalado en la comodidad", ha declarado en una entrevista en Antena 3.

Así se ha pronunciado al comentar varios titulares de prensa sobre la expectativa del PP de ganar votos a costa de Cs, empezando por las próximas elecciones en Cataluña, tras la incapacidad del partido liberal de convencer al Ejecutivo de Pedro Sánchez para que pactase los Presupuestos Generales del Estado con ellos en vez de con Esquerra y con EH Bildu.

Según ha indicado, el partido liderado por Pablo Casado está en la posición de "no me mancho las manos" negociando con el Gobierno, mejor "que se arruine España, que ya luego me votarán a mí" en las próximas elecciones", y de paso, "vamos a intentar cargarnos a Cs".

"Eso se lo tendrán que explicar a los votantes", ha señalado Arrimadas, que también ha restado importancia a la pretensión de Casado de reubicar al PP en el centro político porque, según ha señalado, "del centro no se dice que se es, del centro se es", y quien forma parte del grupo liberal en el Parlamento Europeo no es el PP, sino Ciudadanos.

En cualquier caso, ha asegurado que en estos momentos no está pendiente de si "un político ha puesto un tuit o un partido tiene una estrategia para quitar votos" a otro. "A mí lo que me preocupa es cuántos españoles están muriendo a día de hoy en las UCI de este país, cuántos autónomos se están arruinando y que tenemos que superar esta polarización" política, ha manifestado.

La difícil posición de Cs

En su opinión, durante 40 años el PP y el PSOE han creado un escenario de "polarización y trincheras" que hace imposible imaginar, por ejemplo, que esas dos formaciones alcancen un acuerdo sobre los Presupuestos.

Y en ese contexto, mantener la postura pactista de Cs "es muy difícil", porque la visión de los dos grandes partidos es que "o eres rojo o eres azul, y a matarse los unos con los otros, no me siento, no negocio, no consigo nada y los que ganan siempre son los nacionalistas", ha dicho Arrimadas en otra entrevista en Telecinco.

Pero "nosotros estamos demostrando que otra forma de hacer política es posible y que muchos españoles moderados, que alguna vez han votado al PP, otras veces al PSOE y otras veces no han votado a nadie digan: 'me gustaría que mis representantes públicos estén pensando en trabajar", ha afirmado.

En este sentido, ha echado en cara a socialistas y 'populares' que estén "siempre enfrentados", negándose a pactar medidas, y lo ha achacado a que muchos de sus dirigentes "llevan toda la vida en política" y están alejados de los problemas reales de la gente.

Vox no hace "nada"

En cuanto a Vox, que ni siquiera ha presentado enmiendas parciales a los Presupuestos y no ha participado en los debates en la comisión del Congreso, lo ha acusado de disfrutar de unos meses "de vacaciones pagadas". "Algunos se creen que estar en la oposición es que te paguen el sueldo pero no haces nada", ha lamentado.

En cambio, Arrimadas sostiene que Ciudadanos "es responsable cuando está en el gobierno y cuando está en la oposición", ofreciendo diálogo para acordar los Presupuestos y otras cuestiones, tanto en el Congreso como en comunidades autónomas y ayuntamientos.

Además, ha destacado que la decisión de Cs de dialogar con el Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos y votar en contra de las enmiendas a la totalidad de los PGE presentadas por la oposición ha servido para evitar que se aplique un IVA del 21% a la educación concertada y a la especial y a la sanidad y la enseñanza privadas, que se suba el Impuesto sobre Sociedades o que aumenten los tipos del IRPF para rentas a partir de 50.000 o 60.000 euros anuales.

La líder de la formación naranja se ha mostrado convencida de que en España hay "una mayoría social" que aprecia que haya "políticos que vengan de la sociedad civil, que sepan lo que es currar y que se preocupen por las cosas del comer". Por ello, ha avanzado que Cs va a mantener su línea actual porque cree que es "lo mejor para España".

Por otro lado, ha insistido en que, al ofrecerse a pactar las cuentas públicas, han puesto de manifiesto que Sánchez ha elegido aprobarlas con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Bildu porque los ha preferido antes que a Ciudadanos, y ya no podrá decir que, ante una "oposición irresponsable", no tenía otra opción.

Aunque "había una parte moderada del Gobierno que quería un acuerdo con Cs", al final "ha ganado la parte radical" porque el presidente "ha hecho más caso" a su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, que a los ministros y los dirigentes del PSOE que se mostraban reticentes ante un pacto con los partidos independentistas, ha explicado.