Arrimadas confirma que Cs votará en contra de los Presupuestos en el Congreso tras rechazarlos en la Comisión

Los Presupuestos Generales del Estado de 2021 encarrilan su aprobación en el Congreso sin ninguna dificultad, pese al rechazo anunciado por Ciudadanos que ha decidido este jueves no alinearse con los partidos que hicieron posible la investidura del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. "Sánchez ha preferido coger la mano de Otegi y de Junqueras", ha argumentado la presidenta de Cs, Inés Arrimadas, en una rueda de prensa en la que ha desvelado su no definitivo a las cuentas públicas del año que viene. Arrimadas se ha desmarcado de los presupuestos porque, a su juicio, son radicales y están sometidos a contrapartidas nacionalistas "intolerables" para un "partido de centro, liberal y moderado" como Ciudadanos.

Pese al no de Cs, el proyecto enfila ya su aprobación final, prevista para el 29 de diciembre en la Cámara Baja, que parece garantizada después de que esta semana hayan quedado claros los apoyos del PNV, ERC y Compromís, toda vez que Bildu también tiene previsto votar a favor.

Este jueves, la Comisión de Presupuestos del Congreso ha aprobado y elevado al Pleno del Congreso el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2021, con los votos del PSOE, Unidas Podemos, Esquerra Republicana y el PNV, mientras que EH-Bildu ha optado por abstenerse. El PP, Ciudadanos, cuya postura no estaba confirmada, aunque se intuía, y Coalición Canaria (que tiene el voto del heterogéneo Grupo Mixto) han votado en contra, mientras que el PDeCAT, representante del Grupo Plural, ha optado por ejercer su derecho a no votar. Tampoco ha votado Vox, en su caso por ausencia voluntaria, como en el resto de sesiones de la comisión. El informe de la ponencia ha recibido así 19 votos a favor, 11 en contra y 1 abstención.

En rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, la líder de Cs ha señalado que el Gobierno ha optado por dar "contrapartidas intolerables al nacionalismo", como aceptar que la futura ley de educación elimine el castellano como lengua vehicular en las comunidades donde hay otro idioma cooficial.

Tras recordar que llevan meses ofreciendo a Sánchez una "vía moderada" para aprobar los PGE, ha destacado que la formación naranja ha prestado "un servicio a España" al poner en evidencia que Sánchez ha preferido recurrir los votos de ERC y EH Bildu pese a ser "éticamente inaceptables y aritméticamente innecesarios". "Sánchez ha preferido coger la mano de (Arnaldo) Otegi y (Oriol) Junqueras antes que la mano de un partido moderado como Cs" y "nunca más podrá decir que le han obligado o que no tenía otra opción", ha subrayado, lamentando que el líder del PSOE haya "preferido que se imponga la parte radical de su Gobierno en vez de la moderada".

Arrimadas ha explicado que los Presupuestos "no cumplen los requisitos necesarios para que un partido de centro, moderado y liberal como Ciudadanos los pueda apoyar". Aparte de las cesiones a los partidos independentistas, ha mencionado otros motivos, como que no son las cuentas que la economía española necesita, que no siguen las recomendaciones del Banco de España, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) o el Fondo Monetario Internacional y que no van acompañadas de "las reformas que pide Europa".

Asimismo, ha indicado que no contienen medidas suficientes para que las pymes y los autónomos afectados por las restricciones impuestas por el coronavirus "aguanten estos meses que quedan de pandemia". Según ha precisado, el Gobierno no ha atendido la demanda de Cs de ayudas directas, hasta el 75% de la facturación del año anterior, a las empresas de menos de 50 trabajadores que hayan visto reducidos sus ingresos más de un 50%.

Tampoco se ha cumplido, según ha añadido, la petición de que los padres y madres que no pueden teletrabajar tengan un permiso retribuido cuando sus hijos deban hacer una cuarentena, lo cual le parece "increíble" que no se garantice por parte de un Ejecutivo que "se llena la boca hablando de progresismo".

Arrimadas ha incidido en que han "abierto los ojos" a muchos votantes socialistas y a los españoles en general al mostrarles que Sánchez ha elegido pactar las cuentas públicas con ERC y Bildu y ha descartado la alternativa de Ciudadanos, incumpliendo su compromiso de no pactar con la formación 'abertzale' ni dejar la gobernabilidad en manos de partidos independentistas. "Si nosotros nos hubiéramos echado a dormir, como otros", ahora "tendríamos que soportar" que el PSOE "nos diera lecciones de moralidad afirmando que no había otra opción", ha argumentado al criticar a quienes se han tomado "unas vacaciones pagadas" renunciando a presentar enmiendas parciales a los PGE, como Vox.

"Creo que hoy muchos españoles se sienten huérfanos", ha dicho parafraseando las declaraciones del expresidente del Gobierno, Felipe González que este jueves ha señalado lo mismo ante el pacto presupuestario del Gobierno con ERC y EH Bildu.

Bal habla del "rodillo del Gobierno"

El portavoz adjunto del grupo parlamentario de Ciudadanos, Edmundo Bal, ya se había expresado en esa línea antes de la votación en contra de su formación en la Comisión. "Indicar que nos congratulamos por el trabajo realizado, muy intenso, y lamento la cerrazón del rodillo del Gobierno sobre nuestras enmiendas. Es decepcionante", ha señalado.

Bal ha criticado durante su intervención que el informe de ponencia incluya tan solo una de las enmiendas que ha presentado Ciudadanos, que es la de la ya citada implantación de una tarjeta sanitaria única.

No obstante, el portavoz adjunto de la formación naranja ha considerado que el Gobierno ha moderado los presupuestos gracias a la intervención de su partido y ha conseguido "rebajar las propuestas de la demagogia" provenientes de ERC, aunque ha reiterado su reproche a que no se introdujeran en la comisión enmiendas "según de donde venían".

"Nosotros no hemos actuado así", ha puntualizado al tiempo que valorado un debate "apasionante" y "con buen clima y buen rollo" en el que Vox no ha participado. "Y esto es probablemente porque Vox no ha estado", ha dicho Bal que ha acusado a esta formación de "irse de vacaciones" y le ha recordado que "nuestro salario lo pagan los españoles".

La portavoz económica del PP, Elvira Rodríguez, también ha censurado lo que considera "abuso de la mayoría" de la Mesa de la Comisión al vetar algunas enmiendas con un procedimiento "discriminatorio" y permitir que se debatan otras que tenían en contra un informe de los letrados.

También ha cargado contra el Gobierno por incluir en las disposiciones del proyecto presupuestario una serie de modificaciones de leyes -que afectan desde el precio de los medicamentos al Instituto de la Mujer- con el objetivo de resolver "intereses particulares de forma sencilla" y sin dar "ninguna explicación".

Enmiendas de los 'socios' de Sánchez

Durante esta fase de comisión, las cuentas han incorporado enmiendas de ERC, el PNV, EH-Bildu, Más País, Compromís, Teruel Existe, y Nueva Canarias, mientras que el PSOE y Unidas Podemos ha rechazado toda enmienda que no fuera de sus socios presupuestarios, a excepción de la enmienda de Ciudadanos. Los portavoces han debatido cerca de 3.900 enmiendas durante tres días.

A partir de ahora, los Presupuestos pasan al Pleno del Congreso, donde cada ministro defenderá desde el lunes cada una de las secciones, que serán votadas junto al resto de enmiendas que quedan vivas por haber sido rechazadas hasta ahora.

En el Pleno no habrá votación de conjunto, con lo que la votación de cada sección presupuestaria será determinante, ya que rechazar las cuentas de un Ministerio supondrá tumbar todo el proyecto presupuestario. En todo caso, el gobierno no precisa mayoría cualificada y ya tiene atado el apoyo de la mayoría absoluta de la Cámara con PNV, ERC, Compromís y el previsible voto de Bildu.

RELACIONADO