'Le Figaro' califica a Ayuso como "la nueva musa de la derecha española y bestia negra" del Gobierno

El medio francés considera que la dirigente regional es "el descubrimiento político de 2020"escuche su voz"

El diario francés 'Le Figaro' ha calificado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, como "la nueva musa de la derecha española y bestia negra" del Gobierno de Pedro Sánchez. El medio francés considera que la dirigente regional es "el descubrimiento político de 2020" e incide en que ha hecho que "se escuche su voz", siempre "diferente" a la del Ejecutivo central.

A pesar de esto, en la entrevista que concede Ayuso a este medio, la presidenta ha rechazado que exista una "guerra" contra Sánchez sino "dos formas diferentes de ver la gestión" de la crisis del coronavirus. "Si la salud pública entra dentro de mis competencias, y tengo una estrategia y además veo que funciona, entonces la defenderé pase lo que pase", subraya.

Así, ha defendido que las medidas que se implementan en Madrid "están funcionando" pero no hay que relajarse. Para la jefa del Ejecutivo regional, "la situación ideal es que no haya ningún contagio, pero la única forma de llegar a ese resultado sería el confinamiento total", el cual descarta. La presidenta apuesta por "una política de equilibrio, abrir, pero con aforos máximos, abrir, pero con toque de queda, abrir, pero con limitaciones".

La 'popular' ha puesto en valor las medidas como la realización masiva de test de antígenos o los confinamientos por zonas básicas de salud. "Vimos las consecuencias de confinamiento estricto en la primera ola, pobreza, ruina, depresión y luego, cuando abrimos, de nuevo los contagios masivos. Ahora tenemos que aprender a convivir con el virus, conseguir que la salud y la economía vayan de la mano, trabajando los márgenes de beneficio", apunta la dirigente.

Por otra parte, preguntada por el distanciamiento del PP con Vox, la presidenta ha sostenido que el partido de Pablo Casado "recibía lecciones de Vox desde hace mucho tiempo". A su parecer, "había llegado el momento de explicar las diferencias frente a una formación para la que la prioridad muchas veces es pelear con el PP y favorecer, a través de estas divisiones, el juego al presidente Sánchez".