La incidencia en España sigue a la baja, con 325 casos, y Sanidad confía en reducirla a 50 "en enero o febrero"

Sanidad registra 12.289 nuevos casos, que elevan el total a 1.617.355, y la cifra de muertos suma 44.374, 337 en las últimas 24 horas

El Ministerio de Sanidad ha contabilizado este jueves 12.289 nuevos positivos de coronavirus, que elevan la cifra total a 1.617.355, y el número de fallecidos suma 44.374, 337 en las últimas 24 horas, mientras la incidencia acumulada se sitúa en 325 casos por cada 100.000 habitantes.

Según los datos notificados a Sanidad por las comunidades autónomas, la presión hospitalaria en toda España por la covid es del 12,30 %, mientras que los ingresos en UCI alcanzan el 28,64 %.

Por autonomías, Madrid es la que más nuevos positivos ha diagnosticado en las últimas 24 horas, con 1.061; seguida de Cataluña, con 728 casos; Andalucía, con 521; País Vasco, con 503; Galicia, con 439, Aragón, con 301; Asturias, con 259 y Comunidad Valenciana, con 252. Las que menos nuevos positivos han registrado han sido Castilla y León, con 5, y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, con 14 cada una.

Según el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, las cifras muestran un "descenso suave" en todas las comunidades, aunque están "muy por encima de donde nos interesaría estar para saber que no va a haber un repunte incontrolable de la transmisión".

En la última semana, han muerto 1.220 personas con coronavirus en España, la mayor parte en Andalucía (203); Castilla y León (161), Asturias (155), Aragón (120) y Comunidad Valenciana (112).

Respecto a la incidencia acumulada en los últimos 14 días, están por encima de la media de 325,50: Castilla y León (558), Asturias (532), País Vasco (512), La Rioja (482), Melilla (468), Ceuta (441), Cantabria (420), Aragón (402), Andalucía (384), Murcia (342) y Castilla-La Mancha (333). En el otro extremo, Canarias tiene tan solo 77 casos por cada 100.000 habitantes y Baleares, 202.

Actualmente, hay 15.316 pacientes ingresados con covid en los hospitales españoles, cuyas camas están ocupadas al 12,30 % por esta enfermedad; de ellos, 1.388 han ingresado en las últimas 24 horas, la mayor parte en Cataluña (252), Andalucía (209) y Madrid (173). Sin embargo, en términos porcentuales las mayores cifras de camas ocupadas son las de Asturias (25,1 %), Castilla y León (19,3 %) y País Vasco (15,8 %). Las UCIS más colapsadas, por su parte, son las de Melilla (50%), Asturias (42,2), Aragón (42,0) y Castilla y León (39,7).

En la semana comprendida entre el 16 y 22 de noviembre se han realizado en España 692.475 pruebas diagnósticas, con una positividad del 10,60 %.

El objetivo de llegar a los 50 casos en enero

Simón ha destacado un descenso de los casos de contagio de coronavirus en todas las comunidades autónomas y, además, entre los mayores de 65 años. Simón también ha asegurado que, "dependiendo de cómo nos portemos todos" este mes de diciembre, "en enero o febrero" podría cumplirse el objetivo de reducir la incidencia a 50 casos por 100.000 habitantes.

En rueda de prensa, Simón ha subrayado también el descenso que se está observando en el número de pacientes hospitalizados, incluidos los en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), así como en la tasa de incidencia de casos por cada 100.000 habitantes, la cual se sitúa actualmente en los 325 casos.

No obstante, Simón ha avisado de que para que el país esté "tranquilo" en el sentido de poder controlar un futuro brote la incidencia acumulada a 14 días por cada 100.000 habitantes se debe situar en 50 casos o en 25. Un objetivo que, a su juicio, se podría llegar en enero o febrero.

"Esto va a depender mucho de lo que pase en el puente de diciembre y en las navidades, aunque tengo la esperanza de que entre todos consigamos que el impacto que haya en la transmisión del virus en las festividades sea el menor posible", ha dicho Simón.

Dicho esto, Simón ha avisado de que, aunque la tendencia de contagios es "favorable" ya que se está reduciendo "poco a poco", la situación en España es todavía "muy preocupante" y hay que ser "muy cautos" hasta que la situación sea "realmente buena".

"Tenemos una evolución favorable, pero las cifras están muy por encima de lo que nos interesaría estar para saber que no se va a producir un brote incontrolable de la transmisión", ha aseverado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

Finalmente, Simón ha explicado que los brotes en los centros sanitarios también están disminuyéndose gracias al "muy buen trabajo" que se está realizando tanto en los hospitales como en los servicios de Atención Primaria.

Los cribados masivos, con un "objetivo claro"

Simón ha avisado de que los cribados masivos de Covid-19 tienen que estar "bien pensados" y tener un "objetivo claro" y se tiene que entender bien cómo interpretar los resultados.

"El problema de los resultados es que según la prueba que se utilice, según la incidencia que se espere y según la incidencia que se observe la interpretación de un resultado positivo o negativo es diferente y, por lo tanto, no es una cuestión de que haya puertas cerradas, sino de que según la calidad de las pruebas rápidas de las que disponemos ahora mismo la interpretación no es sencilla y hay que hacer las cosas bien", ha dicho en rueda de prensa.

Simón se ha pronunciado así después de que la diputada del Partido Popular Ana Pastor haya propuesto en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, durante la comparecencia del ministro de Sanidad, Salvador Illa, realizar test de antígenos a las personas que se muevan entre comunidades autónomas con motivo de las fiestas de Navidad, con el objetivo de controlar la transmisión del virus del COVID-19.

"Ahora mismo las pruebas rápidas que hay disponibles en el mercado ni son 100 por 100 sensibles, ni son 100 por 100 específicas, por lo que hay que pensar con cuidado lo que se hace con las pruebas masivas", ha dicho Simón.