Felipe González denuncia que el Gobierno pacte con los que quieren "desguazar" España y avisa: "Nadie me manda callar"

Apuesta por alianzas con el PP y Ciudadanos, como está ocurriendo, a su juicio, en Europa

El expresidente del Gobierno Felipe González ha avisado este jueves al Ejecutivo de Pedro Sánchez de que no se puede construir un "proyecto de futuro" en España como "Estado nación" con partidos como ERC y Bildu, partidarios de que "se desguace" el país "con supuestos derechos autodestructivos de autodeterminaciones". Además, ha reivindicado su derecho a seguir dando su opinión, y ha avisado de que no va a consentir que nadie le mande callar.

"Para mí no son interlocutores válidos", ha afirmando en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, en la que ha criticado el acuerdo sellado entre el Gobierno y ERC para los Presupuestos, y el apoyo que Bildu ya ha anunciado que va a prestar.

Según González, estos dos partidos quieren "acabar con España" y, por ello, no se les debe tener en cuenta a la hora de construir un horizonte a medio y largo plazo, sino que se debería apostar por alianzas con el PP y Ciudadanos, como está ocurriendo, a su juicio, en Europa.

"No es progresista querer romper España o dividirla. Es tanto como dividir a los españoles", ha afirmado, al tiempo que ha confesado que a veces tiene "un sentimiento de orfandad" con la actual dirección del PSOE. "Ahora hay cosas que no entiendo y que creo que nos pasan a muchos y por eso esa no compresión y que a veces te preocupe e inquiete o ese sentimiento de orfandad representativa", ha ahondado.

Además, ha criticado que, a su parecer, cada vez haya menos debate interno en el PSOE y el resto de formaciones, pero ha asegurado que él va a seguir dando su opinión. "No voy a consentir nunca que nadie me mande callar", ha avisado, al ser preguntado por la respuesta de la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, a las críticas de dirigentes históricos del partido, afirmando que ahora es el tiempo de su generación.

Calvo: "España no es la misma que hace 20 años"

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha respondido a las críticas de Felipe González y ha afirmado que "la España que toca gobernar ahora es muy diferente a la de hace veinte años", y la política, más "compleja". "Es radicalmente diferente", ha enfatizado en declaraciones a los medios, en la toma de posesión de las nuevas consejeras permanentes del Consejo de Estado, Paz Andrés Sáenz de Santa María y Adela Asua Batarrita.

No obstante, ha afirmado que "por supuesto todo el mundo tiene derecho" a dar su opinión". "Faltaría más que Felipe González no la tuviera", ha zanjado.

En todo caso, Calvo ha defendido que la política española ahora es diferente "por muchas razones", por ejemplo, "porque el sistema de partidos es mucho más plural" y porque "los territorios han ido desarrollando a través de los estatutos de autonomía la diversidad de las políticas que hacen los partidos en esos territorios, sean de ámbito nacional o de corte nacionalista".

Por todo ello, la vicepresidenta ha explicado que la política ahora es "muchísimo más compleja" y ha justificado que, en esa complejidad, "lo que le toca al Gobierno es tener claridad en los objetivos". Y de esos objetivos, el más importante es, según Calvo "tener Presupuestos". "Es así de complejo y de simple al mismo tiempo", ha apostillado. "La política española de ahora tiene una complejidad y tiene poco que ver con la que teníamos hace 20 años de cualquier manera que se la quiera analizar", ha ahondado.