El tenso careo judicial entre Fernández Díaz y su exnúmero dos: "Me has llamado idiota integral y cabrón"

Los reproches entre el exministro del Interior Jorge Fernández Diaz y quien fuera su segundo, Francisco Martínez, fueron constantes durante el careo que mantuvieron en el caso Kitchen, y, aunque negaron conocer ese operativo, Martínez insistió en que su superior le preguntó por el exchófer de Luis Bárcenas, captado como confidente.

"Jamás ni él ni yo oímos hablar de un operativo que se llamase Kitchen, ni nada parecido, pero me ratifico íntegramente en que a mí me llama (Fernández Díaz) para pedirme una información de un señor que era informador y recabo esa información", sostuvo Martínez en el careo que tuvo lugar el 13 de noviembre y a cuyo audio ha tenido acceso Efe este miércoles.

"¿Pero a mí quién me va a preguntar por el chófer de Bárcenas?", preguntó el exministro, y ante la sugerencia de Martínez de que podía haber sido un periodista, le recriminó airado: "No especules".

El exsecretario de Estado dijo que Fernández Díaz le pedía "información de absolutamente de todo" y explicó que para saber si el chófer era confidente policial, como le había pedido el ministro, se dirigió al ex número dos de la Policía Eugenio Pino, también imputado en esta pieza del caso Villarejo sobre el presunto espionaje a Luis Bárcenas.

"Alguien te dio esa información y querías comprobar si era verdad. ¿Por qué sino de qué me invento yo esto?", dijo Martínez, que explicó que decidió protocolizar los mensajes que a este respecto se cruzó supuestamente con el ministro al sentirse desprotegido ante las declaraciones que éste estaba haciendo.

"Esa es la pregunta que me hago yo", le espetó Fernández Díaz al señalar que cuando declaró, el juez le preguntó "con buen tino" que si la información se la iba a pedir a un subordinado (Pino), qué necesidad tenía de pasar "por el filtro de usted". "La llamada a Pino podía haberla hecho yo", apuntó el exministro.

El careo subió de tono cuando el exministro le reprochó los insultos que había recibido de él: "Me has llamado idiota integral, me has llamado cabrón, me has llamado hijo de puta, me has llamado miserable junto a Mariano Rajoy y Soraya Saénz de Santamaría, me has llamado bobo... Por tanto, no había mucho afecto de ti hacia mi".

"Hombre, en ese momento, claro que no", respondió Martínez, que mostró su arrepentimiento por haber dicho cosas "fruto del calentamiento", aunque subrayó que "estaba muy dolido".

Fernández Díaz confiaba en que este careo sirviera para que le pidiera disculpas; sin embargo, éste le inquirió: "¿Pero de qué me tengo que arrepentir yo?". "De haber hecho esto, estamos en este careo por ti, ante un juez y unos fiscales tú y yo como investigados", contestó el exministro.

"No te voy a reprochar que el PP decidiera apartarme a mí, y también a ti, y me señalara", dijo en otro momento Martínez y, tras tachar de inmoral el trato recibido por el partido, añadió: "Si el PP de Casado no sabe cuidar a la gente que ha trabajado bien, mucho menos va a cuidar a los españoles que no conoce".

Continuaron así los reproches, también sobre la decisión de Martínez de protocolizar unos mensajes que el exministro rechaza haberse intercambiado con él y cree manipulados.

El exsecretario de Estado explicó que lo decidió al sentirse abandonado por él cuando vio en la prensa que se le responsabilizaba de haber organizado "este siniestro dispositivo para robar no sabemos aún qué al señor Bárcenas".

"A mí me pone bajo una sombra absoluta de sospecha de que yo he montado ese operativo, cuando yo solo pregunto por lo que me pides", reiteró, e insistió que registró los mensajes para protegerse "y no para incriminar". "No soy 'hacker' ni falsificador", añadió.

En otro momento Martínez recriminó irónico al exministro que dijese que no recibía información de operativos -"Ah no, el DAO de la Guardia Civil no te mandaba novedades, el DAO de la Policía no te mandaba novedades..."- y llegó a decir que "hasta el capitán del puesto de Fitero" le informaba. "¿Pero qué estas diciendo? No hagas más desagradable esto de lo que es", le contestó Fernández Díaz.

Le molestó al exsecretario de Estado que el exministro redujese su relación al despacho de asuntos parlamentarios cuando le llamaba todos los días, dado que era "su mano derecha".

Fernández Díaz reconoció la confianza que le tenía, aunque apuntó que era el director de gabinete "la mano derecha del ministro". "Tú lo eras cuando eras el director de gabinete", le dijo. "Y cuando era secretario de Estado", replicó Martínez. "Bueno, déjame a mi decir quién era mi mano derecha", le interpeló después el exministro.

Ante las preguntas del juez, ambos se desvincularon de la gestión de los fondos reservados, con los que se sospecha que se pagó al chófer de Bárcenas: "Evidentemente, tú tenías una información muy general de los fondos reservados, la misma que yo", le dijo al respecto Martínez.