Los taxistas madrileños exigen al Ayuntamiento un rescate ante su situación "crítica"

Acusan al alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida, de "ponerse de espaldas" a la situación "crítica que atraviesan" 25.000 familias

El taxi de la capital ha exigido este miércoles con una "marcha lenta" entre Colón y Cibeles que desde el Ayuntamiento se "rescate" al sector y han acusado al alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida, de "ponerse de espaldas" a la situación "crítica que atraviesan" las 25.000 familias que viven de este servicio.

"Desde el Ayuntamiento tienen que Promover alternativas, rescates que no solo hay que hacer a la Banca, para que este sector pueda recuperarse y salir de esta difícil situación", ha reclamado el presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, uno de los convocantes junto a la Asociación Gremial del Taxi de Madrid y la Asociación Élite Taxi Madrid, que han llamado a un total de 10.000 trabajadores de este servicio.

Entre sus críticas han señalado que otros municipios han puesto en marcha ayudas directas al taxi, pero que en Madrid no han recibido "absolutamente nada" mientras que sectores como la Hostelería cuentan con apoyos en los Presupuestos Municipales para 2021. "En ellos el taxi no figura", ha lamentado Sanz.

Asimismo, ha indicado que, a través de una encuesta realizada a más de 700 taxistas, se ha calculado que el sector pierde de media al día y al mes unos 2.200 euros de recaudación desde el inicio de la pandemia, lo que elevaría a un acumulado de 3.200 millones de euros hasta final de año.

"Un sector que los compañeros han estimado que están en capacidad de aguantar entre tres y cuatro meses, si no se plantearían abandonar la actividad", ha expuesto el presidente de la FPTM, quien ha cifrado en cinco los servicios que están realizando en jornadas de 13 horas, mientras que la espera en el aeropuerto ronda las seis horas y en las estaciones las tres.

Regular la oferta para limitar las pérdidas

Entienden así que la clave estaría en limitar la oferta para, al menos, reducir las pérdidas del sector que ha estimado Sanz entre 60 y 80 euros diarios; unas medidas "como las que se ponen en marcha en el resto del territorio nacional" y ha asegurado que "no existe una gran ciudad en la que estén trabajando todos los taxistas".

Por ello, piden una "legislación adicional" en ese sentido y que el Consistorio "escuche" para desarrollar unas normas "equitativas y transitorias" para poder hacer más suave la vuelta a la normalidad conforme remitan los efectos de la pandemia; reclamación que quieren hacer personalmente al alcalde.

"No conoce Almeida las pretensiones de los taxistas si no habría puesto en marcha medidas que no reportan una inversión", ha cargado Sanz. Desde el taxi han remarcado que con esta autorregulación se frenaría la sangría en un sector que hasta el momento "ofrecía trabajo estable de calidad y sin paro".

En este sentido han reprochado las ayudas "insuficientes" que llegan desde el Estado y la Comunidad de Madrid aunque "el Ayuntamiento es con diferencia el que menos está haciendo por un colectivo como el taxi".

Con esta marcha lenta pretenden instar a Almeida a reunirse con ellos y evitar los actos previstos para diciembre, mes en el que tienen ya autorizada por Delegación del Gobierno la celebración de marchas similares cada miércoles

El ayuntamiento no tiene competencias para limitar oferta

Desde el Consistorio, el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, ha indicado que el actual estado de alarma no permite a los ayuntamientos regular la oferta como sí lo hacía el de marzo, pero que si se incluyese en el decreto actual se tomaría "de inmediato". Asimismo, ha recordado que en la nueva Ordenanza de Movilidad en la que trabajan se incluye esta capacidad, pero que "en el corto y medio plazo" no tienen estas facultades.