Iglesias logra los PGE con los nacionalistas, estar en la comisión de Fondos UE y aplazar los desahucios

El Gobierno sella su pacto de los PGE de 2021 con PNV, ERC y Bildu, y Cs se queda fuera, aunque duda si sumarse a ellos

Pedro Sánchez ya tiene, salvo sorpresa de última hora, a su alcance los PGE de 2021 que piensa aprobar antes de finales de año y que darán estabilidad a su gobierno en los próximos tres años, hasta las elecciones de 2024. Los partidos ERC, PNV y Bildu han anunciado su apoyo a los PGE tal y como lo quería el vicepresidente Pablo Iglesias, mientras Cs se queda fuera y medita si sumarse a la votación final.

Se trata de un triunfo político de Sánchez e Iglesias que, a la vez, y con los PGE le permitirán al Gobierno encauzar las ayudas de los Fondos UE que llegarán a España en primavera y en cuyo reparto y control gestionará una Comisión Interministerial, para que Iglesias, que fue excluido en principio, esté presente tras protestar Iglesias ante Sánchez y obligarle a rectificar.

El precio de los PGE pagado a los nacionalistas ha sido muy alto en las concesiones de todo tipo económicas y políticas. Y entre las últimas está la entrega al PNV del cuartel Loyola del Ejército en San Sebastián, y a ERC el final de la lengua castellana como la vehicular en la enseñanza catalana, además de prometer a ERC que obligarán a Madrid a subir los impuestos.

Estas y otras concesiones como los indultos a los golpistas catalanes o la reforma del delito de sedición constituyen las bases del acuerdo, en el que aún queda como discrepancia entre el PSOE y UP, ERC y Bildu sobre el aumento del plazo de los desahucios que está en negociación.

Iglesias ha impuesto su criterio en los acontecimientos más relevantes de los últimos días. En el pacto prioritario con Bildu, PNV y ERC que deja fuera a Cs, donde aún se duda qué hacer y donde Arrimadas quedó en evidencia al acercarse a Sánchez a pesar del riesgo que ello incluye para Cs de aquí a las elecciones catalanas. Por lo que resulta patético el llamamiento de Bal, el portavoz de Cs, a Sánchez para que deje fuera a los nacionalistas y se quede con ERC.

Iglesias además ha vuelto a ganar un pulso a Sánchez al transformar la que en principio era una Comisión de seguimiento y reparto de los Fondos de la UE y de la que él estaba excluido, en una Comisión interministerial en la que participarán el y los ministros de Podemos, y no solo la de Trabajo como en un principio pretendía Sánchez. Y completará su triple imponiendo Sánchez en los PGE el retraso mientras dure la pandemia de los desahucios, lo que ya está negociando el PSOE.

Ahora a los PGE solo les quedarán los trámites de las enmiendas que se van a acelerar porque muchas serán retiradas, y ello le permitirá a Sánchez antes de fin de año tener unos PGE que le garantizan estabilidad en la legislatura y también recuperar su liderazgo en el Gobierno, que en estos meses le quitó Iglesias con la amenaza de que Podemos también podría votar en contra de los PGE.

RELACIONADO