Pedro Sánchez, sobre el apoyo de Bildu: "Las siglas que importan son las de los PGE"

El presidente no descarta ampliar la prohibición de los desahucios y confirma su confianza en Iglesias y Unidas Podemos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este domingo que las siglas que le importan al Ejecutivo "son las de los PGE", es decir, la de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), y ha defendido que todos los partidos que apoyaron su tramitación, entre los que se incluye EH Bildu, representan "la España democrática" porque todos fueron "legítimamente" votados por los españoles cuando fueron llamados a las urnas.

"La España democrática está representada en todos y cada uno de los escaños", ha asegurado en la rueda de prensa telemática que ha ofrecido en Moncloa tras la Cumbre del G20, al ser preguntado por la polémica que se ha generado por el apoyo de la formación abertzale a las cuentas públicas, que ha provocado duras críticas desde la derecha y también malestar en las filas socialistas.

Según Sánchez, lo importante, y en lo que se va a centrar el Gobierno, es en la aprobación de los Presupuestos, porque tras "dos años de bloqueo", es necesario contar con un nuevo marco presupuestario y nuevos instrumentos para hacer frente a la emergencia sanitaria, económica y social sin precedentes que ha provocado la pandemia del coronavirus.

Y en estas circunstancias, ha asegurado que es "muy buena noticia para España" que la semana pasada lograran que el Congreso rechazara las enmiendas a la totalidad con una mayoría parlamentaria de 198 diputados, de 13 fuerzas políticas distintas, en la que ha calificado de votación "inédita".

De hecho, ha asegurado que ni cuando el socialista "Felipe González tenía más de 200 escaños se produjo una votación así para tramitar los Presupuestos". "Mal que le pese a algunos, esos 198 escaños en los que están distintos partidos de izquierda y derecha representan a la España legítimamente votada por los españoles cuando fueron llamados a las urnas", ha afirmado a continuación.

"Son 198 diputados los que dijeron sí. Ese mensaje es rotundo, claro y muy positivo para el conjunto de la sociedad española", ha apostillado, antes de señalar, no obstante, que "las siglas que le importan a este Gobierno son las siglas de PGE: Presupuestos Generales del Estado".

Además, ha reivindicado la "actitud de diálogo" del Gobierno para lograr esa amplia mayoría, teniendo en cuenta el momento de gran fragmentación parlamentaria que existe. "Tenemos que vernos obligados a hablar con muchísimas fuerzas parlamentarias", ha apostillado.

"13 fuerzas distintas han dicho que sí al debate de Presupuestos. Por tanto, gestión gestión, gestión. Lo importante es la aprobación de los Presupuestos", ha enfatizado, al tiempo que ha señalado que tras este objetivo, el Gobierno también persigue los de dar "estabilidad política" y aprobar una agenda de modernización y transformación.

Por otra parte, ha afirmado que le parece "fatal" que se produzcan homenajes a presos etarras en el País Vasco y que sean amparados por la izquierda abertzale, al ser preguntado sobre el caso concreto de Galdácano (Vizcaya), donde gobierna Bildu.

Los desahucios y la confianza en Iglesias

Por otro lado, Sánchez ha asegurado que los desahucios están prohibidos en España hasta el 31 de enero y que se pueden "ir tomando medidas en los próximos meses" para prolongar esas medidas extraordinarias que el Ejecutivo ha adoptado hasta ahora para hacer frente a la crisis derivada de la pandemia del coronavirus.

En esa línea, ha confirmado su confianza en todos y cada uno de los miembros del Gobierno, incluidos el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y el resto de ministros de Unidas Podemos, tras la enmienda a los Presupuestos que presentó por su cuenta la formación morada para pedir la prohibición de los desahucios hasta 2022, y que generó gran malestar en el PSOE. Y que ahora se abre a negociar.

A este respecto, Sánchez no ha querido entrar a comentar las tensiones internas que existen en el Gobierno, entre otras cosas, por esta actitud de Unidas Podemos, ni tampoco las duras críticas que la secretaria de Estado de Agenda 2030 y dirigente de esta formación, Ione Belarra, lanzó contra la ministra de Defensa, la socialista Margarita Robles, por sus reproches a los 'morados'.

"Todos los ministros tienen mi confianza y empatía y una de las mejores cosas que le pueden pasar al país es que haya unidad de la izquierda y que esa unidad de la izquierda esté en el Gobierno en un momento tan complejo, para dar empatía social a una crisis sin precedentes como la que estamos sufriendo", ha asegurado al ser preguntado al respecto.