Estados Unidos se plantea empezar a vacunar a la población a partir del 11 de diciembre

La solicitud de licencia de urgencia para su vacuna tardaría 24 horas mientras que la FDA ya ha aprobado el Regeneron

El director del departamento federal estadounidense para el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus, Moncef Slaoui, ha anunciado este domingo que esperan poder empezar a vacunar a la población del país a partir del 11 de diciembre.

Las autoridades sanitarias están tramitando ya la solicitud de licencia de urgencia para su vacuna presentada el viernes por la farmacéutica Pfizer ante la Administración Alimentaria y de Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés). La Comisión Asesora de Vacunas de la FDA tiene previsto reunirse el 10 de diciembre.

Slaoui ha explicado que, de aprobarse, la vacuna podrá utilizarse al día siguiente de esa reunión. "Nuestro plan es poder enviar las vacunas a los puntos de inmunización en un plazo de 24 horas desde su aprobación, así que espero que sea dos días después de la aprobación, el 11 o el 12 de diciembre", ha afirmado Slaoui en declaraciones a la cadena CNN.

Sin embargo, la capacidad de vacunación estará condicionada en cualquier caso a la capacidad de producción de la propia industria farmacéutica y deberían tener prioridad los grupos de riesgo y el personal sanitario.

Aprobado el Regeneron

La Agencia de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, en inglés) concedió una autorización de urgencia a la biotecnológica Regeneron para el uso en el país contra el COVID-19 del tratamiento con anticuerpos monoclonales que recibió en octubre el presidente estadounidense, Donald Trump, para tratarse la enfermedad.

La autorización limita el uso del fármaco a personas mayores de 12 años que hayan dado positivo por la covid-19 y estén en riesgo de desarrollar un caso grave de la enfermedad, explicó la científica jefe de la FDA, Denise M. Hinton, en una carta enviada a la compañía.

El medicamento es un cóctel de dos potentes anticuerpos que, en estudios preliminares, han mostrado resultados prometedores a la hora de contener la infección, especialmente si se administran durante las etapas tempranas de la enfermedad.