Sánchez reprocha a los barones sus críticas al acuerdo con Bildu y les acusa de "dar argumentos" a la derecha

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reprendido este lunes a los barones de su partido por las críticas al apoyo de EH Bildu a los presupuestos y, de forma dura y contundente, les ha acusado de "crear confusión" y de "dar argumentos" a la derecha. Tras el cuestionamiento de este fin de semana, según han informado fuentes socialistas, Sánchez ha dado un golpe sobre la mesa en la reunión de la Ejecutiva del PSOE de este lunes, en la que ha intervenido uno de los dirigentes autonómicos más críticos con Sánchez, Guillermo Fernández Vara.

El presidente extremeño, como los líderes de Aragón y Castilla-La Mancha, Javier Lambán y Emiliano García-Page, o la andaluza Susana Díaz son algunos de los líderes regionales que se han posicionado abiertamente contra el apoyo de Bildu a las cuentas públicas.

Y que han respondido a Sánchez duramente. "Estaríamos encantados de ser leales si alguna vez se contara con nosotros en privado y no que nos enteremos de las cosas que ocurren porque Iglesias las cuenta en público", han replicado a EFE fuentes autonómicas, que recuerdan que la posición del PSOE era la de no pactar con Bildu.

En esa línea, García-Page ha insistido en que los Presupuestos no pueden ser un intercambio ni "objeto de transacción" con conceptos constitucionales, aunque entienda que se debe hablar con todo el mundo.

Pese a esta diferencias públicas de criterios, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha asegurado en rueda de prensa que la Ejecutiva Federal se ha posicionado "en su totalidad" al lado de Pedro Sánchez y del grupo parlamentario y ha incidido en que el Gobierno "no puede renunciar al voto de nadie".

Según Ábalos, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara ha explicado su posicionamiento pero dejando claro que "apoya" al Gobierno y su "prioridad" de sacar adelante los presupuestos.

El secretario de Organización del PSOE ha explicado que ha hablado con todos los "compañeros" de la Ejecutiva que estos días han sido críticos con el apoyo de Bildu. "Me han manifestado que entienden la voluntad del Gobierno y no tienen intención de ser utilizados por quien no quiere a este Gobierno, ni al PSOE".

En varias ocasiones, el dirigente socialista ha incidido en que no hay acuerdo con los de Arnaldo Otegi "más que estar en el debate de las enmiendas" y ha recordado que el Gobierno desconoce qué van a hacer los grupos que votaron en contra de las enmiendas a la totalidad. "No hay ninguna garantía de que vayan a apoyar los presupuestos", ha subrayado.

Con el líder del PSOE se han posicionado este lunes los presidentes socialistas de la Comunitat Valenciana, Ximo Puig, y de Navarra, María Chivite. Acordar "no impide el rechazo clarísimo de lo que fue el terrorismo", ha dicho la dirigente navarra, mientras que Puig entiende que "en democracia, si se cumplen las reglas, todo el mundo tiene su espacio".

Un espaldarazo que ha dado también el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, que ha recordado que llevamos diez años sin violencia y que Bildu está en las instituciones y "acuerda, vota y decide" como otros partidos.

También otros socios del Gobierno como Compromís han pedido a Sánchez que sea "valiente" y no escuche algunas voces "del pasado" del PSOE.

Del otro lado ha hablado el expresidente del Gobierno José María Aznar, que dice ver al PSOE actual como una "simple plataforma" de Podemos en la que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, es "el tonto útil". "¿Dónde están los antiguos socialistas, dónde están los socialistas que defendían la libertad, la igualdad, la solidaridad?", se ha preguntado Aznar.

RELACIONADO