España exigirá una PCR negativa en origen a los viajeros procedentes de países de riesgo

Ayuso celebra la medida tras "más de seis meses peleándolo" y marca como siguiente objetivo que se permita hacer tests en farmacias

España exigirá a los viajeros internacionales procedentes de países de riesgo que tenga una prueba de PCR negativa en las 72 horas previas a la llegada a España para poder entrar en el país, y su acreditación podrá ser solicitada al pasajero en cualquier momento, según ha informado este miércoles el Ministerio de Sanidad.

Esta medida, que será publicada este jueves en el Boletín Oficial del Estado y entrará en vigor el próximo 23 de noviembre, se suma a los controles sanitarios que ya se llevan a cabo actualmente a todos los pasajeros internacionales en los puntos de entrada, entre lo que se encuentra el control de temperatura y el control visual.

De este modo, la novedad es que dentro del Formulario de Control Sanitario que todo pasajero debe cumplimentar antes de su entrada en el país se recogerá a partir de ahora una pregunta sobre si dispone de una PCR negativa realizada en las 72 horas previas a la llegada a España. El documento deberá ser el original, redactado en español o inglés y podrá ser presentado en formato papel o electrónico.

Cuando el Formulario no se haya podido cumplimentar telemáticamente, a través del código QR generado a través de la web ' www.spth.gob.es o de la aplicación Spain Travel Health-SpTH, se podrá presentar en formato papel antes del embarque. En este caso, deberá ir acompañado con el documento acreditativo original de la realización de la prueba diagnóstica.

Para la designación de las zonas o países de riesgo a los que se exigirá la realización de una PCR, en el caso de los países de la Unión Europea y países asociados Schengen, se tomará como referencia los criterios contemplados en la Recomendación UE 2020/1475, del 13 de octubre, sobre un enfoque coordinado de la restricción de la libre circulación en respuesta a la pandemia de Covid-19.

En cuanto a los países terceros, la referencia básica será la incidencia básica acumulada por 100.000 habitantes en 14 días, complementado con las capacidades implantadas según se contempla en el reglamento Sanitario Internacional, en base a la información facilitada por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC).

Las agencias de viaje, los operadores turísticos y las compañías de transporte aéreo o marítimo y cualquier otro agente que comercialice billetes deberán informar a los pasajeros de la obligatoriedad de disponer de una PCR con resultado negativo para poder viajar.

Sanidad destaca que esta nueva medida cumple la Recomendación de la UE 2020/1475, que persigue acabar con la disparidad de los modelos de control sanitario implantados por los países de la Unión Europea.

Ayuso: "Madrid será más segura"

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha celebrado que España exija a los viajeros internacionales procedentes de países de riesgo y cuyo destino final sea un aeropuerto o puerto de nuestro país una PCR negativa realizada 72 horas antes para poder entrar, ya que asegura que su Gobierno llevaba "más de seis meses peleándolo" y así "Madrid y el resto de España serán más seguras".

Las agencias de viaje, operadores turísticos y las compañías de transporte aéreo o marítimo y cualquier otro agente que comercialice billetes deberán informar a partir de ahora a los pasajeros de esta nueva exigencia, recogida en una resolución que se publicará mañana en el Boletín Oficial del Estado, ha informado el Ministerio de Sanidad este miércoles.

Según ha informado también este Ministerio, desde el 11 de mayo se han registrado 4.344 casos de coronavirus importados de otro país, de los cuales 869 fueron detectados en la Comunidad de Madrid.

"Un país que no cuida sus fronteras no se hace respetar. A nadie le gusta pisar un territorio que no da seguridad, y más en pandemia. Llevamos más de seis meses peleándolo. Demasiado tiempo. Ahora la Comunidad de Madrid y el resto de España serán más seguras", ha escrito Ayuso en su cuenta de Twitter.

Desde el pasado mayo la presidenta ha planteado esta cuestión en las diferentes videoconferencias y conferencias de presidentes celebradas con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El 24 de ese mes le mostró su "intranquilidad" ante "la falta de medidas" y solicitaba desde protocolos claro para los aeropuertos hasta la posibilidad de estudiar un pasaporte de salud con el que pudiesen salir desde otros aeropuertos o cámaras térmicas en el aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez, el quinto más grande de Europa.

Además, el pasado 17 de junio Ayuso trasladó esta petición por carta expresamente a Sánchez, quien le contestó el 20 de junio transmitiendo un mensaje de tranquilidad pues, en su opinión, en el aeropuerto de Barajas "ya se estaban tomando medidas y no consideraba necesario realizar PCR en origen para países con alta incidencia".

El pasado 16 de octubre también escribió una misiva a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, para solicitar mayores controles y una normativa común contra el Covid-19 en todos los aeropuertos del espacio aéreo europeo, una petición que reiteró en la última conferencia de presidentes donde Von der Leyen participó de forma excepcional.

Además de la presidenta, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha hecho hincapié en esta medida y así se lo ha ido trasladando en las distintas reuniones con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y en los encuentros del Consejo Interterritorial, han recordado desde el Ejecutivo autonómico.

Los servicios sanitarios de la Comunidad de Madrid han detectado desde el pasado mes de mayo un total de 192 casos importados con sintomatología, destacando un incremento sustancial en el mes de julio, cuando se recuperó una cierta normalidad en los vuelos, con la apertura del espacio aéreo. A estos se les suma entre 600 y 700 asintomáticos que la Consejería de Sanidad calcula que han podido entrar por Barajas.

Según los datos facilitados por Aena, el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas registró en septiembre el mayor número de pasajeros de la red con 985.077. En cuanto al número de operaciones, el aeropuerto que registró un mayor número de movimientos ese mes también fue el madrileño con un total de 12.412

Casi toda la UE es zona de riesgo

Casi toda la Unión Europea, salvo Finlandia y parte de Grecia, entra en la clasificación de zona de riesgo, según el mapa del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) por el que se rigen las medidas como las ahora adoptadas por España para los viajeros internacionales.

La última versión de ese mapa -correspondiente al 5 de noviembre- muestra cómo prácticamente todo el bloque comunitario y el Reino Unido están en rojo. Solo Finlandia y algunas zonas griegas siguen en amarillo, al igual que Noruega (que pese a no ser territorio de la UE entra en la zona evaluada, como otros países del espacio Schengen).

El mapa del ECDC, con sede en Estocolmo, es el que desde mediados de octubre se ha adoptado en la UE como criterio marco para coordinar las restricciones de movimiento dentro de y entre los Estados miembros y principales asociados de Schengen.

No se contemplan, por falta de datos verificados, ni Suiza ni el conjunto de los Balcanes o Liechtenstein. Lo mismo ocurre con Irlanda del Norte y Hungría.

Esta agencia, independiente de la UE, actualiza su mapa todos los jueves. El propósito es presentar un mapa o semáforo uniformado, con los colores rojo, amarillo y verde (actualmente, solo el territorio autónomo danés de Groenlandia está en esa categoría).

El criterio marco es la tasa acumulada de contagios por 14 días entre cada 100.000 habitantes a nivel subnacional. Combina estos datos con otros indicadores.

Las áreas están marcadas en verde, naranja, rojo o gris (para los países sin aporte de datos verificados) dependiendo del número de casos por 100.000 habitantes y del porcentaje de positivos.

Todos los datos son facilitados por las autoridades de los propios Estados miembros de la UE, del espacio Schengen y asociados..

RELACIONADO