La Rioja prorroga hasta el 29 noviembre las medidas ante presión asistencial

Mantiene además las específicas para Logroño y Arnedo, que no se pueden levantar porque superan los indicadores fijados por Sanidad

El Gobierno de La Rioja ha prorrogado hasta el próximo día 29 las medidas de prevención genéricas ante el covid-19 para el conjunto de la región y mantiene las específicas para Logroño y Arnedo, que no se pueden levantar porque superan los indicadores epidemiológicos y la presión asistencial fijados por el Ministerio de Sanidad.

Así lo ha detallado la portavoz del Ejecutivo de La Rioja, Sara Alba, en una rueda informativa telemática para detallar lo aprobado este miércoles en la reunión del Consejo de Gobierno, donde se ha analizado la evolución del coronavirus en la región, donde la incidencia acumulada en los últimos 14 días es de 764,21 casos por 100.000 habitantes, a fecha de este martes 3.

Alba, también consejera de Salud, ha aclarado que el Consejo de Gobierno ha aprobado un texto refundido único para armonizar todas las medidas en vigor, tanto genéricas como específicas; y ha señalado que si se tiene que llegar al confinamiento domiciliario se hará, pero siempre en coordinación con el resto de comunidades autónomas y de la mano del Ministerio de Sanidad.

El Consejo de Gobierno ha acordado extender del 7 al 29 de noviembre las medidas anunciadas el pasado 21 de octubre para toda La Rioja, como la restricción de las entradas y salidas de la comunidad, la reducción del aforo máximo en diversas actividades y la prohibición de la venta de alcohol a partir de las nueve de la noche.

Además, continúa restringida la movilidad de 22.00 a 5.00 horas en toda la comunidad y siguen vigentes las medidas específicas para Logroño y Arnedo, municipios donde hay un confinamiento perimetral y su hostelería permanece cerrada desde el 31 de octubre, hasta el domingo 29.

Sobre la posibilidad de solicitar un confinamiento domiciliario de la población, Alba ha recalcado que "si es necesario, se hará", pero "en coordinación" con el resto de comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial y "de la mano" de Sanidad.

Para tomar esa decisión no se esperaría a ningún plazo concreto, ha precisado, ya que la Consejería de Salud revisa "mañana y tarde" los datos epidemiológicos de la comunidad en su conjunto y de cada localidad para observar si se produce una tendencia a partir de la incidencia acumulada a siete y catorce días.

Ha insistido en que habrá que esperar a ver el impacto de las medidas, aunque ha resaltado que "los datos y los gráficos, satisfactoriamente, son bastante aceptables".

En cualquier caso, ha subrayado que "se tomarán las medidas que se tengan que tomar en el momento en que sean necesarias. Ahora es el momento de observar los resultados tras la aplicación de las medidas que están en vigor desde hace casi un semana". Ha recalcado que el Ejecutivo regional siempre se ha "anticipado" y ha sido "contundente" en la adopción de medidas para contener la pandemia.

Por su parte, el consejero de Servicios Sociales, Pablo Rubio, ha recordado que se mantiene la medida de no visitar las residencias de personas mayores, aunque ha reconocido que "no son islas y, por mucho que se blinden, reciben personas externas, como los cuidadores", por lo que se realizará un mayor control para evitar un resultado "tan negativo" como en la primera oleada.

La Rioja ha registrado este miércoles 1.514 casos activos de coronavirus, 87 menos que en las últimas 24 horas, y hay 155 personas ingresadas (4 más), de las que 32 están en la UCI (2 menos).

En las residencias de mayores hay 83 usuarios contagiados (15 más) mientras que de los 32 centros de estas características que existen en la región, 25 no tienen residentes positivos.