Sanidad y comunidades se reúnen este miércoles en pleno debate sobre confinamientos y plazos

El Consejo Interterritorial se reúne con la petición de confinar de Ceuta, Melilla y Asturias; CyL pide al Gobierno “medidas de excepción"

Los plazos para los cierres perimetrales y la opción de volver a decretar confinamientos domiciliarios, como ya solicitan algunos territorios, son los principales asuntos que centran el debate sobre la gestión de la pandemia a pocas horas de la reunión de este miércoles del Consejo Interterritorial de Salud. En la reunión, el Consejo estudiará los criterios de duración de los confinamientos perimetrales para garantizar su eficacia y acordar si mantienen los siete días recogidos en el estado de alarma, una cuestión de la que se desbancó la Comunidad de Madrid optando por confinar sólo durante los días de puente del 1 de noviembre y de la Almudena (9 de noviembre)

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha indicado este martes que si una comunidad puede respetar los siete días de confinamiento que establece el decreto del estado de alarma, "mejor". "Cualquier confinamiento va a tener un impacto en la transmisión", ha señalado Simón quien ha defendido por eso que la decisión de Madrid "no es una mala medida" pero sí que es "mucho menos eficaz que un confinamiento más largo".

Ha insistido en que la posición que marca el decreto es "un mínimo de siete días" para la aplicación de las medidas que adopten las comunidades autónomas y que, aunque no sabe qué decidirán los consejeros, "si se puede respetar, mejor respetarlo". "Entiendo que el Consejo va a tratar de reducir la variabilidad de esta medida. (...) El estado de alarma da marco genérico que si se puede respetar, mejor respetarlo", ha añadido.

Solicitudes de confinamiento

Además de la duración de las medidas, el Consejo previsiblemente tendrá encima de la mesa este miércoles las solicitudes de Ceuta, Melilla y Asturias de volver a decretar confinamientos domiciliarios para contener el avance de la epidemia. También la Junta de Castilla y León ha pedido al Ejecutivo que asuma “medidas de excepción", que habilite las herramientas legales necesarias para que las autonomías puedan llegar al confinamiento domiciliario de los ciudadanos si los datos epidemiológicos del coronavirus no mejoran en las próximas dos semanas, aunque sin ser "tan estricto como en marzo".

Sin embargo, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha solicitado algo más de tiempo para comprobar la eficacia de las medidas adoptadas para frenar la segunda ola antes de recurrir a esta medida.

Sanidad ha reiterado que es necesario agotar los plazos con la vista puesta en el llamado modelo alemán aplicado en Cataluña -y también en Navarra o La Rioja- con confinamientos perimetrales, reforzados los fines de semana, toque de queda y cierres de bares y restaurantes, actividades culturales y la enseñanza superior.

Y en ese sentido se pronunciaba el director del CCAES: "El primer paso es dar margen a todas las medidas y a partir de ahí tomar las decisiones". Simón ha descartado los confinamientos domiciliarios solo en algunas comunidades autónomas porque esta medida tiene "un efecto dominó difícil de controlar" y ha de aplicarse con carácter general en todas.

"No podemos forzar medidas que, queramos o no, han de ser de implantación generalizada en toda España", ha precisado, si bien ha añadido que "no se descarta ninguna medida" pero ahora ésta no es necesaria y las comunidades aún tienen margen de maniobra para establecer acciones para atajar la propagación del virus antes de llegar a este extremo.

18.669 nuevos casosy 238 muertes

Las comunidades autónomas han notificado este martes al Ministerio de Sanidad 18.669 nuevos casos de COVID-19, 5.141 de ellos diagnosticados en las últimas 24 horas. Esto supone una cifra similar con respecto a los 18.418 del mismo día de la semana anterior. La cifra global de contagios en España se eleva ya a 1.259.366 desde el inicio de la pandemia, según las estadísticas oficiales. La incidencia acumulada en los últimos 14 días por 100.000 habitantes se sitúa en 527, con un total de 248.271 positivos en las pasadas dos semanas.

En la última semana, han fallecido 832 personas con diagnóstico de COVID-19 positivo confirmado en España, una gran subida en comparación con los 777 de este lunes. Hasta 36.495 personas con prueba diagnóstica positiva han fallecido desde que el virus llegó a España. En el informe de este martes se han añadido 238 nuevos fallecimientos.

Actualmente, hay 19.943 pacientes ingresados por COVID-19 en toda España (19.170 ayer) y 2.754 en UCI (2.650 ayer). En las últimas 24 horas, se han producido 2.137 ingresos (2.002 el lunes) y 1.606 altas (1.203 el lunes). La tasa de ocupación de camas ocupadas por coronavirus se sitúa ya en el 16,24 por ciento (15,51% el lunes) y en las UCI en el 29,17 por ciento (27,97% el lunes).