El Gobierno suprime el copago farmacéutico a 6 millones de españoles

El presupuesto del Ministerio de Sanidad para el próximo año contempla la eliminación del copago farmacéutico para seis millones de personas de colectivos con rentas bajas, pensionistas con ingresos inferiores a los 5.600 euros y a los menores de edad con una discapacidad igual o superior al 33 %. Lo ha asegurado la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, durante una rueda de prensa junto al ministro, Salvador Illa, para detallar las cuentas del Ministerio para 2021, que según ha dicho el ministro, multiplican por más de diez el presupuesto anterior al pasar de 327 a 3.421 millones.

Las tres prioridades que persiguen los presupuestos de Sanidad son, según ha enumerado Illa, afrontar la pandemia del coronavirus pero también reforzar la estructura del Sistema Nacional de Salud (SNS) "ante posibles desafíos", y modernizarlo para lo que incluye, entre otras cosas el refuerzo de los sistemas de vigilancia epidemiológica de las comunidades.

Las cuentas contemplan un primer tramo de los fondos procedentes de la UE, de 27.436 millones, de los que 2.964 se gestionarán directamente desde este Ministerio.

Illa y Calzón, junto con el secretario general de Salud Digital, Alfredo González, han detallado las cuentas, que además de incluir un millones de euros para vacunas del coronavirus, y otros tantos para fortalecer el sistema de Atención Primaria, invertirá más de 257 millones de euros en eliminar el copago farmacéutico a determinados grupos de población. Esta medida afectará a un total de 6.047.405 personas.

En concreto, Calzón ha explicado que se beneficiarán 2.351.203 personas que perciben una prestación por hijo menor a cargo fijado en un umbral de 11.953 euros, también los pensionistas de la Seguridad Social con una renta inferior a los 5.635 euros en IRPF, que aproximadamente son 3,2 millones de personas.

El tercer colectivo al que se eliminará el copago serán a menores de edad con un grado de discapacidad reconocido o igual al 33 %, lo que afectará a unos 138.000.

Vuelve la dotación para el Fondo de Cohesión Sanitaria, dotado de 66,89 millones de euros, una medida "absolutamente fundamental" para conseguir la equidad en todo el territorio.

El plan para la renovación de tecnología sanitaria contará con más de 400 millones y se destinarán 295,5 millones a la estrategia digital del SNS.

El secretario general de Salud Digital ha indicado que de esos algo más de 295 millones de euros, 234 serán para impulsar medidas junto a las comunidades como reforzar los sistemas de vigilancia epidemiológica de las comunidades en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III, "ofreciendo herramientas más avanzadas de análisis de simulación, de referenciación y con un sistema de alertas estandarizada interoperable".

También, el presupuesto estará destinado a transformar digitalmente la gestión de los servicios de salud no asistenciales, y al lanzamiento del centro de salud virtual, "dotándolo de servicios digitales para Atención Primaria", entre otros.

En este sentido, González ha explicado que se pretende extender las prestaciones y servicios de un centro de salud a un entorno digital, "un proyecto mucho más ambicioso que el mero refuerzo de la telemedicina o teleasistencia".

También se seguirán financiando proyectos en este ámbito que ya estaban en marcha en el Ministerio como el de impulsar la analítica de datos, la interoperabilidad electrónica de información sanitaria y desarrollar los servicios públicos digitales.