La Policia francesa frustra dos ataques con cuchillo en las ciudades de Lyon y Aviñón

Un hombre de origen afgano fue detenido este jueves en el centro de la ciudad francesa de Lyon con un cuchillo de treinta centímetros cuando se disponía a entrar en un tranvía, informó la prefectura de Policía. Además, un hombre que este jueves amenazaba con un arma en la calle a los transeúntes en la ciudad francesa de Aviñón, en el sureste del país, fue abatido por la policía, aunque por ahora no se ha confirmado si tenía motivaciones terroristas. Los hechos ocurrieron la misma mañana que un individuo asesinó a tres personas en la basílica de Notre Dame de Niza y que fue detenido por agentes de la policía municipal tras haberle herido de varios disparos.

En Lyon, el atacante fue arrestado mientras alzaba el arma blanca en el momento en que entraba al tranvía y permanece en dependencias policiales mientras avanzan las investigaciones, de las que ya se ha hecho cargo la Fiscalía.

La detención tuvo lugar en la calle Victor Hugo, la misma donde trece personas resultaron heridas en mayo de 2013 por la explosión de una bomba de fabricación casera que había colocado un hombre de 24 años, militante del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Según la cadena BFM TV, el detenido es un hombre nacido en Afganistán en 1994, con problemas psiquiátricos y que declaró a los agentes haber escuchado voces que le ordenaron matar.

Poco después del ataque de Niza, los medios franceses informaron también de que un hombre fue abatido en la ciudad francesa de Aviñón, en el suroeste del país, después de que hubiera amenazado con un cuchillo a unos agentes. Al parecer, el asaltante habría gritado 'Alá Akbar' (Dios es el más grande) al intentar atacar a los agentes que se encontraban en el barrio de Montfavet. Los policías le han disparado y le han abatido, ha precisado la emisora. Fuentes del Ministerio del Interior han confirmado al diario 'Libération' los hechos.

Fuentes policiales han contado a Le Figaro que los agentes han intentado reducir al agresor disparando balas de goma, pero dado que el asaltante ha continuado avanzando hacia a ellos en actitud amenazante, han empleado su arma reglamentaria para neutralizarle.