Casado denuncia que el estado de alarma es un "atropello legal", pero confirma su abstención

Illa subraya que "tendremos unas fiestas distintas y un invierno largo"; Sánchez ha estado en el hemiciclo durante solo 45 minutos

El líder del PP, Pablo Casado, ha denunciado la "imprevisión" del Gobierno en esta segunda oleada del coronavirus y ha justificado la "abstención crítica" de su partido en la prórroga del estado de alarma durante seis meses para "no dejar el campo sanitario descubierto, pero para no avalar el atropello legal que han hecho". Casado ha tachado al Gobierno de "mentiroso" e "ineficaz" en una intervención que no estaba prevista y ha denunciado la "ausencia" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que solo ha estado en el hemiciclo unos minutos. Minutos antes, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha defendido el largo estado de alarma advirtiendo ante el Congreso de que llega "un invierno largo" por el alza de los casos de COVID-19, por lo que ha avanzado que las fiestas (las Navidades) este año "serán distintas". En su intervención ante la Cámara Baja para defender la declaración del estado de alarma durante seis meses, el ministro ha mandado un mensaje a la ciudadanía para que continúen sin "relajar las medidas" contra el virus, a pesar de "estar cansados" de "no poder abrazar" a sus familiares y del resto de alteraciones que ha provocado el COVID-19 en la sociedad española.

En cualquier caso, ha adelantado que aún "queda un horizonte amplio por delante" de convivencia con el virus. "Llega un invierno largo, tendremos unas fiestas distintas a las que nos tendremos que adaptar. Se trata de proteger a nuestra población vulnerable y a nuestro sistema sanitario. Se trata de protegernos todos para proteger la salud de la población", ha argumentado, pidiendo en consecuencia a los ciudadanos que respeten las medidas de uso de mascarillas, higiene de manos, menos movilidad, más ventilación y mayor tiempo posible de actividad al aire libre. "Pido un esfuerzo más", ha subrayado.

Illa ha alertado este jueves de que el escenario que se vive en España ante la segunda ola del virus es "muy preocupante" y ha remarcado que la presión hospitalaria tiene una tendencia ascendente, a las puertas del invierno y de la temporada de la gripe.

"La situación es de riesgo muy amplio", ha expuesto el ministro de Sanidad en su defensa ante el Congreso de la propuesta del Gobierno, recordando el ministro que las infecciones respiratorias agudas crecen y se complican en el primer trimestre del año, sobre todo debido a la gripe y a las neumonías, que además afectan especialmente a las personas de avanzada edad. "Tenemos que ser prudentes", ha dicho, en consecuencia.

Illa ha expuesto que las razones para decretar la alarma están "plenamente justificadas desde el punto de vista epidemiológico" y ha reivindicado un estado de alarma con un "horizonte amplio" que dé un marco de estabilidad con las medidas que considere necesarias. Y ha recordado que así lo han solicitado varias comunidades autónomas.

Asimismo, Illa ha esperado que el PP apoye la prórroga del estado de alarma (aunque se va a abstener) para separarse de la ultraderecha y dar una respuesta contundente a la segunda ola. "Es momento para los consensos y de actuar unidos", ha comentado.

De esta forma, ha emplazado a Casado a "consolidar su nueva posición política", tras su aplaudida intervención para rechazar la moción de censura de Vox, y le ha pedido responsabilidad ante la "fatiga pandémica" de la población.

Casado pide "humildad" al Gobierno

Tras la intervención de Illa, Casado, cuya intervención no estaba prevista, ha salido a la tribuna por alusiones para denunciar la mala gestión de la crisis del Gobierno.

Casado, que ha subido a la tribuna sin papeles, ha cargado contra el "ausente" Pedro Sánchez frente a Enmanuel Macron y Angela Merkel, que han liderado la pandemia en sus países.

"Viene aquí a acusar al PP y a echarnos en cara que las comunidades tengan que usar los únicos mecanismos legales que ustedes les permiten utilizar, dejándoles abandonados y no asumiendo con coraje, con decisión, con determinación, con eficacia y con patriotismo la lucha contra esta pandemia", ha criticado el presidente del PP.

"¿Es eficacia no reconocer a 60.000 muertos de la epidemia? ¿Es eficacia el contagio masivo de sanitarios? ¿Es eficaz que no hayamos sido capaces de ir al exterior para comprar material de protección y mentir a los organismos internacionales sobre el número de test?", le ha preguntado Casado a Illa.

"No entendemos como el Gobierno vuelve a tropezar otra vez en la piedra de la imprevisión", ha dicho, echando en cara a Sánchez su "ausencia" en el Congreso, ya que solo ha estado en el hemiciclo 45 minutos.

"Señor Illa, como hermano de tres médicos, un poco de respeto sobre las medidas que se tienen que tomar en la epidemia y humildad", ha aseverado. "Lo prioritario es proteger la salud y por eso nos vamos a abstener", ha afirmado.

Sin embargo, el PP denunciará ante la UE que Sánchez eluda el Parlamento y ha anunciado que acudirá a la Comisión de Venecia del Consejo de Europa para "solicitar a las instituciones europeas que garanticen la separación de poderes que no respeta el Gobierno de Sánchez".

Por su parte, el presidente de Vox, Santiago Abascal, ha criticado que la prórroga del estado de alarma durante seis meses es un "estado de excepción" y ha cargado contra el "tirano en prácticas" Pedro Sánchez, que se ausenta, y la "servil oposición" del PP que se abstiene.

Abascal, muy crítico con el PP, ha tachado a Casado de "ministro de la oposición" y de "líder de la servil oposición", criticando que ni siquiera ven en contra del estado de alarma.

Minutos después, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha retado este jueves al líder del PP y a la de Ciudadanos, Inés Arrimadas, a pedir perdón, como ha hecho el ministro de Sanidad por acudir a "fiestas de lujo en el Casino de Madrid" en pleno estado de alarma por el coronavirus.

El dirigente morado echaba así en cara la presencia de 'populares' y 'naranjas' en la gala de entrega de premios que tuvo lugar el pasado lunes, un evento al que también acudieron varios ministros del PSOE, incluido Illa, quien dijo entender el enfado que esta situación ha causado en la ciudadanía y pidió disculpas por ello. "Los ciudadanos tiene razón", reconoció.

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha anunciado que su formación apoyará en el Congreso el nuevo estado de alarma por "responsabilidad" y "sentido de estado" frente a la "falta de liderazgo" del Gobierno y la lucha partidista de otros partidos de la oposición.

En su discurso, Arrimadas ha defendido el estado de alarma como el mecanismo adecuado para adoptar medidas extraordinarias que restrinjan derechos y libertades fundamentales.

Pero ha avisado de que el estado de alarma se puede aplicar de muchas maneras y ha criticado la gestión que está haciendo el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Y ha puesto como ejemplo, como Casado, a Macron y a Merkel. "¿No les da vergüenza esa comparativa?", ha preguntado.

El Gobierno tiene asegurados los votos para sacar adelante la prórroga, ya que solo requiere para ello mayoría simple (166). Tiene el sí asegurado de 194 diputados. Además de PSOE y Unidas Podemos, lo apoyarán Más País-Equo, Compromís, PNV, NCa, PNR y los cuatro diputados del PDeCAT, que podrían votar distinto de JxCat, además de ERC y Cs. Solo Vox y Foro Asturias han anunciado que votarán en contra. Bildu y el PP se abstendrán.

No obstante, el Ejecutivo ya se aseguró este miércoles la prórroga, aunque para ello ha tenido que negociar con los grupos una exposición mayor de Pedro Sánchez ante el Congreso, ya que deberá comparecer cada dos meses para informar sobre la evolución de la pandemia.

Illa contesta a Casado

Tras la intervención de todos los grupos, Illa ha acusado a Casado de haber "retrocedido" en una semana al volver a la confrontación y le ha acusado de no tener "ni un argumento sanitario" para defender su posición.

Illa ha arremetido contra la "no posición" de Casado por la abstención del PP y le ha vuelto a colocar del mismo lado que Vox, el de la confrontación. "Todo lo que avanza lo retrocede en una semana", ha lamentado recordando que hace siete días el líder del PP rompió con el partido de Santiago Abascal.

Ha señalado no sabe "de dónde viene ni de dónde ha aterrizado" Casado, "de algún planeta", ha dicho. Y ha reprochado al presidente del PP que no se haya disculpado, como hizo el ministro este miércoles, por haber asistido a la famosa cena de 'El Español'. 

"Debería hacer lo que yo, intente ayer darle la razón a los ciudadanos porque no entendieron" la asistencia de los dirigentes públicos, incluidos ambos, a esa cena.

También ha querido Illa en este turno referirse a las acusaciones vertidas contra él de quienes le llaman "despectivamente socialista catalán en Madrid" y le acusan de "madrileñofobia" o apuntan que su posición sobre la Comunidad se debe a intereses electoralistas en Cataluña.

Algo sobre lo que lleva escuchando comentarios durante semanas pero que no ha querido responder hasta ahora.

"Miren, siempre me he sentido muy cerca de Madrid, no nací aquí pero ahora me siento mucho más cerca que nunca de Madrid, porque he sufrido con los madrileños y he visto a una ciudad admirable que resiste, que acoge, que se levanta que no pregunta, que está unida", ha dicho Illa.

Y ha añadido que es "imposible no sentirse cerca de una ciudad que en seguida te hace sentir como uno más". "Gracias, Madrid", ha concluido el ministro.

En cualquier caso ha insistido en que no iba a entrar en la "bronca" que busca Pablo Casado, porque su único adversario es el virus aunque el del líder del PP "parece que siga siendo exclusivamente el Gobierno", y ha lamentado que la derecha continúe inmersa en unas "primarias".

Illa ha reprochado a Casado su "ausencia clamorosa" de argumentos sanitarios y le ha acusado de querer convertir un "debate sanitario" en otra cosa, en las "primarias de la derecha" que le enfrentan a Santiago Abascal: "Pili y Mili", ha dicho el ministro.

Sánchez se marcha tras 45 minutos

El presidente del Gobierno ha abandonado el Congreso justo después de escuchar la intervención de su ministro de Sanidad y poco antes de que Casado subiera a la tribuna.

Sánchez acudió al Pleno de la Cámara, que este jueves debate y vota la prórroga de esta medida excepcional hasta el próximo mes de mayo, para respaldar a Illa, en quien decidió delegar las explicaciones a este respecto.

Pero, tras los 45 minutos que ha durado la exposición inicial del ministro, el presidente ha salido del hemiciclo, por lo que no ha podido escuchar las palabras de Casado ni las de Abascal criticándole.

RELACIONADO