Los Dodgers conquistan las Series Mundiales de béisbol 32 años después

Los Angeles Dodgers se proclamaron este martes vencedores de las Series Mundiales de las Ligas Mayores de Béisbol tras imponerse por 3-1 en el sexto partido a Tampa Bay Rays y poner así fin a más de 30 años de espera. Una errónea decisión del técnico de los Rays, que retiró en la sexta entrada a un abridor que estaba frenando a los Dodgers fue la clave de un choque que todavía está envuelto en polémica. Hoy se ha conocido que una de las estrellas de los Dodgers, Justin Turner, es positivo por covid-19 y todo apunta a que los angelinos lo ocultaron para que pudiera jugar ayer.

Los angelinos comenzaban el partido con ventaja en la serie, que era al mejor de siete, por 3-2. En este sexto partido los Rays comenzaron muy fuerte, con un home run de Randy Arozarena en el primer turno. Desde ese momento, su abridor, con una gran actuación, frenó a los bateadores de los Dodgers. Sólo dos hits en más de cinco turnos estaban convirtiendo a Snell en la figura del partido. Pero inexplicablemente, el entrenador de Tampa Bay, Kevin Cash decidió sustituirlo en el sexto turno. Los Dodgers se lo agradecieron con dos carreras en el sexto inning y una más en el octavo que decidieron el duelo .

La franquicia angelina había saboreado su último éxito en el año 1988 cuando batió a Oakland Athletics y desde entonces había perdido en 2017 y 2018 ante Houston Astros y Boston Red Sox. Este es el séptimo título de campeón de los Dodgers, uno de ellos cuando jugaban en Brooklyn, y vuelve a poner en el primer plano deportivo a la ciudad de Los Angeles casi tres semanas después de la conquista del anillo de la NBA por Los Lakers.

La polémica en torno al título se ha vivido en las horas posteriores al choque cuando se ha conocido que Justin Turner jugó durante ocho entradas con coronavirus, en el primer positivo por coronavirus tras la reanudación del campeonato. Turner, una de las estrellas de los Dodgers, no estuvo ayer a la altura, porque fue eliminado en dos ocasiones por strikes y en la otra por fly out. Su participación, de confirmarse el positivo y la posibilidad más que probable de que los Dodgers lo conocieran antes del encuentro, pondrá en entredicho el juego limpio de los angelinos, que partían como claros favoritos en la final.