Hollande plantea la salida de Turquía de la OTAN y Macron contempla impulsar sanciones a nivel europeo

El expresidente francés François Hollande aseguró este miércoles que la OTAN debe plantearse la presencia de Turquía en la Alianza, tras los "comportamientos agresivos" de su presidente, Recep Tayyip Erdogan, que "alientan conflictos a las puertas de Europa". Desde el Gobierno galo no se descarta impulsar sanciones contra Ankara en el Consejo Europeo de diciembre después de las últimas declaraciones del mandatario turco tras la publicación en Francia de caricaturas sobre él y sobre Mahoma.

Hollande ha atacado el comportamiento de Erdogan no solo por criticar a Macron, sino por su comportamiento "inaceptable" en Siria, el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán, Libia o en su choque con Grecia en el Mediterráneo oriental. "En algún momento habrá que preguntarse qué hacen Francia y Turquía en la misma alianza", ha asegurado el exmandatario socialista francés, antecesor de Macron en el puesto, en declaraciones a la radio pública France Info.

Para Hollande, las críticas de Erdogan a Macron pueden entenderse como "una provocación". Pero no se justifican "sus comportamientos agresivos" que "suponen un problema para su permanencia en al Alianza Atlántica" y "alientan el resurgimiento de grupos terroristas", añadió. "Su presencia debe ser planteada con nuestros aliados (...) porque su política agresiva alienta conflictos armados a las puertas de Europa", dijo.

Hollande considera que el resto de los miembros de la OTAN no tiene por qué aceptar "el comportamiento agresivo de un aliado" solo porque Estados Unidos desee que Ankara se mantenga en la Alianza.

Francia contempla sanciones contra Turquía

La creciente tensión entre Turquía y Francia en los últimos días por la defensa de Macron de la publicación de caricaturas de Mahoma, que ha desembocado en una crisis diplomática entre ambos países, ha vivido un nuevo episodio este miércoles tras la publicación en Francia de caricaturas sobre Erdogan y Mahoma.

El Gobierno galo ha indicado que no descarta impulsar sanciones contra Turquía en el Consejo Europeo de diciembre tras las declaraciones de Erdogan. "Promoveremos fuertes medidas europeas de reacción, cuya última herramienta son las sanciones", indicó en el Senado el secretario de Estado de Asuntos Europeos, Clément Beaune.

La tensión bilateral se ha intensificado tras el asesinato del 16 de octubre del profesor francés de Historia Samuel Paty, decapitado por un islamista checheno en Conflans-Sainte-Honorine (a las afueras de París) diez días después de haber enseñado caricaturas del profeta en una clase sobre libertad de expresión.

El conflicto diplomático aumentó este miércoles después de que la revista satírica Charlie Hebdo caricaturizara en su portada a Erdogan con camiseta interior y calzoncillos, levantando la falda de una mujer que va cubierta con un hábito islámico y a la que se le ven las nalgas.

Antes, Erdogan había recomendado a su homólogo francés hacerse un "control mental" por su "obsesión con el islam" y también ha llamado en los últimos días a que sus ciudadanos boicoteen los productos franceses en Turquía.

"El último episodio que empuja cada día las fronteras de lo inaceptable del presidente Erdogan, que ha insultado al presidente de la República, es revelador no solo de un momento de tensión pasajero sino de una estrategia de conjunto, que es la de multiplicar las provocaciones en todos los frentes", dijo Beaune.

A su juicio, las palabras de solidaridad expresadas en los últimos días por los dirigentes europeos en su conjunto, "sin ambigüedad, son también una novedad que marca que el consenso avanza hacia una postura de firmeza defendida por Francia".

El secretario de Estado francés recalcó que su país mantendrá la estrategia de reacción tanto a nivel nacional como europeo y avanzó que entre los posibles instrumentos de respuesta se encuentra además una revisión de la política francesa y europea de préstamos a Turquía.

Las tensiones entre Turquía, Grecia y Chipre en el Mediterráneo Oriental hacen que Ankara esté ya en el punto de mira de la Unión Europea de cara a la imposición de posibles sanciones en diciembre.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, destacó el 16 de octubre que la cumbre mencionada hoy también por Francia serviría para hacer balance de la situación, ante la que primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, pidió indirectamente un embargo de venta de armas a ese país.