Las comunidades autónomas ejecutarán más del 50% de los fondos del plan de recuperación europeo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este lunes a los presidentes autonómicos que serán sus gobiernos autonómicos los encargados de ejecutar directamente más del 50% de los proyectos del Plan de Recuperación que se sufragará con los fondos europeos. El jefe del Ejecutivo ha confirmado a los líderes regionales que el Consejo de Ministros aprobará este martes el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021.

Así lo ha anunciado durante su intervención inicial en la XXIII Conferencia de Presidentes, en la que ha detallado que los líderes autonómicos podrán promover en el Plan de Recuperación proyectos o programas en cualquier ámbito, que se ejecutarán mediante Convenios Marco entre los Ministerios implicados y las Comunidades Autónomas.

A la Conferencia de Presidentes, a la que han asistido Sánchez y cuatro ministros del Gobierno de manera presencial desde el Senado, han asistido vía telemática los líderes autonómicos y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

El presidente ha señalado que algunas de las áreas clave del Plan de Recuperación, que el Gobierno ya remitió a Bruselas a mediados de mes, responden a competencias que la Constitución reconoce como autonómicas y, por ello, tendrán que ser las comunidades las encargadas de desarrollar los proyectos relacionados con dichas áreas.

Es el caso, por ejemplo, de cuestiones relacionadas con vivienda, educación, políticas sociales, políticas activas de empleo o medioambiente.

Según Sánchez, será en estas áreas donde las Comunidades podrán ejecutar los proyectos y programas que presenten y sean aprobados. Para ello, se acordarán Convenios Marco entre los Ministerios implicados y las Comunidades Autónomas.

España pedirá los 140.000 millones de los fondos europeos

Sánchez ha traslado además este lunes a los presidentes autonómicos que no va renunciar a pedir el total de 140.000 millones de euros que le corresponden a España de los fondos europeos Next Generation, aunque se ha reafirmado en que primero van a priorizar la obtención de los 72.000 millones en transferencias en los tres próximos años. Por tanto, ha recalcado que el hecho de que el Gobierno haya decidido centrarse "en la obtención primero de 72.000 millones en transferencias en los primeros tres años, de 2021 y 2023", no significa que vayan a "renunciar" al resto de los 140.000 millones.

De este modo, Sánchez ha reafirmado que el plan es ejecutar los 72.000 millones de transferencias entre 2021 y 2023 de la cifra total de 140.000 millones de fondos europeos que corresponden a España, a recibir hasta 2026, con la intención de ejecutar el 70% en los dos primeros años, e ir analizando las necesidades crediticias para dar paso en la segunda parte (2023-2026) a la solicitud de créditos con el montante restante (unos 58.700 millones en créditos).

El jefe del Ejecutivo convocó esta reunión con la presencia de Von der Leyen con el objetivo de abordar los criterios de reparto de los fondos europeos. También ha estado presente el presidente de la FEMP, Abel Caballero, para hacer partícipe al municipalismo de estos fondos europeos.

Sánchez ha llegado en torno a las 9.26 horas a la plaza de la Marina Española, en el Senado, desde donde ha sido recibido por la presidenta de la Cámara, Pilar Llop, que ejerce como anfitriona de la Conferencia de Presidentes. Tras una breve conversación, Sánchez ha entrado al Senado y una vez dentro ha saludado a la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, la ministra de Política Territorial, Carolina Darias y la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya.

La reunión se ha divido en dos sesiones. La primera la han protagonizado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la presidenta de la Comisión, y los mandatarios autonómicos, y después tiene lugar una segunda sesión de los equipos técnicos, para seguir trabajando en el modo de repartir e invertir los fondos europeos.

Presupuestos y 'escollos'

Por otro lado, Sánchez ha anunciado este lunes en la misma cita que el Consejo de Ministros va a aprobar este martes el anteproyecto de los PGE. La previsión es que, previamente, Sánchez y su vicepresidente segundo y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, presenten en un acto conjunto el borrador con las líneas básicas sobre las que se asientan las nuevas cuentas públicas.

Sánchez ha aprovechado su anuncio para recordar que el anteproyecto de los Presupuestos incluirá 27.000 millones de euros con cargo a los fondos europeos, a modo de adelanto.

La aprobación del anteproyecto de los PGE llega después de que los socios del gobierno de coalición hayan apurado hasta el último minuto para cerrar los últimos flecos que faltaban de la negociación que mantenían desde septiembre, y que se han encargado de liderar la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, por parte del PSOE, y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, por parte de Unidas Podemos.

Fuentes conocedoras de la negociación explicaron el viernes que serían el propio Sánchez e Iglesias los encargados de apuntalar las cuentas y cerrar el pacto a lo largo de este fin de semana pasado. El viernes no se descartaba la posibilidad de que la aprobación pudiera llevarse finalmente a un Consejo extraordinario a finales de semana, en vez del ordinario de este martes.

Entre los escollos que han retrasado la aprobación de las cuentas públicas figuraban la regulación del precio del alquiler, la subida del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), y el aumento del IRPF para rentas altas; cuestiones que Unidas Podemos defendía incluir en los PGE y ante las que el PSOE mostraba sus reticencias.

El objetivo ahora, tras cerrarse el acuerdo y aprobarse el anteproyecto este martes, es que pueda arrancar la tramitación parlamentaria de las cuentas públicas en el Congreso a la mayor brevedad posible, lo que supondría continuar con la 'hoja de ruta' establecida por la ministra de Hacienda con el fin de que los Presupuestos vena la luz "a comienzos de 2021".

El Gobierno prevé un impacto del conjunto de medidas fiscales y de la nueva Ley de lucha contra el fraude de 6.847 millones en 2021 y de 2.323 millones en 2022, gracias a nuevos impuestos 'verdes', a los envases de plástico, un IVA del 21% a bebidas azucaradas, las tasas 'Google' y 'Tobin' y cambios en imposición directa e indirecta, lo que permitirá incrementar los ingresos en 33.447 millones el próximo año, hasta el récord de casi 494.490 millones de euros.

La ratio de ingresos sobre PIB se situará en 2021 en el 40,3%, frente al 41,7% de 2020, en tanto que la ratio de gastos públicos bajará del 53% al 48%, aunque en términos absolutos supone 2.419 millones más.

Los Presupuestos se elaboran con una previsión de caída del PIB del 11,2% este año y un repunte del 7,2% en 2021 (9,8% contando los fondos europeos), y con un 'techo de gasto' de 196.097 millones, un 53,7% superior, que incluye transferencias extraordinarias a las CCAA (13.486 millones) y Seguridad Social (18.396 millones) y parte de los fondos europeos (27.436 millones).

RELACIONADO