El español Ion Izagirre gana en Formigal y Carapaz se pone líder de la Vuelta a España

El esloveno Primoz Roglic mostró sus debilidades en un ascenso que cambió el rumbo de la competición

La leyenda de Formigal se amplió con la victoria de etapa de Ion Izagirre, el nuevo maillot rojo en las espaldas del ecuatoriano Richard Carapaz y el hundimiento del esloveno Primoz Roglic, quien mostró sus debilidades en un ascenso que cambió el rumbo de la Vuelta.

No hubo Tourmalet, pero le sobró épica e interés a la etapa pirenaica de Aragón. La sexta etapa entre Biescas y Formigal no defraudó. Si en 2016 Alberto Contador destrozó los esquemas para hundir a Froome y dar la Vuelta a Nairo Quintana, esta vez Ion remató un gran día de protagonismo de los Izagirre y Carapaz descubrió las miserias de Roglic, defensor del título.

Izaguirre se impuso en la estación de Aramón Formigal tras 146 kilómetros, en una lluviosa jornada de montaña que cambió la general con el liderato ahora del ecuatoriano Richard Carapaz.

El menor de los Izagirre ganó su primera etapa en la ronda española, después de la fuga que protagonizó su hermano Gorka y un domingo de montaña que trajo cambios en la general. El esloveno Primoz Roglic perdió el liderato al final.

RELACIONADO