La conversión tardía de Pablo Casado

Después de mucho tiempo dando vueltas por las esquinas como pollo sin cabeza, Pablo Casado ha llegado a la conclusión, más quizá por el miedo a desaparecer que por la convicción de sus argumentos, de que la verdad siempre camina en línea recta y que por ella debía aventurarse, costase lo que costase, si no […]